viernes, 27 de abril de 2012

Bellas Portadas X Parte 2: Trilogía Los guardianes del Tiempo: La llave


Hola! De nuevo, volvemos con la sección Bellas Portadas, y en esta ocasión os presento la última entrega de los Guardianes del Tiempo! Bien! Yuuujuuu! Al fin!!! Adelante con las portadas!


Hoy tenemos primero de todo, la portada de España. ¿Los dibujos no os recuerdan a personajes de un videojuego? No sé, tienen una pinta muy...robótica. Por lo demás, esta bastante bien, sobretodo en comparación con las anteriores portadas españolas (por favor, os aconsejo que no las veáis si no queréis sufrir ceguera temporal) las cuales podéis ver en los anteriores Bellas Portadas. También he de destacar el amarillo, aunque no haga mucha falta, ya que destaca por si solo. Vale que quede bien de margen pero, tanto sol daña la piel. Los lindos pajaritos que sobrevuelan el cielo azul son también importantes ya que le dan, junto a las blancas nubes del cielo un ambiente de misterio.


Y ahora tenemos la portada de Polonia. ¿No me diréis que no es bonita, verdad? De nuevo, me encantan esos aros amarillos en los bordes de la portada, al igual que las letras, que no son demasiado originales, pero que combinan con los aros. Bien, dejando eso de lado, centrémonos en la imagen principal. Ese moño, esos toques de negro y rojo oscuros, esa mirada de superioridad, esa aura de maldad... Esa no puede ser otra que Lathenia la protagonista la mala de la historia. En serio, el vestido es muy bonito, y lo único que estropea la portada es el bicho aplastado allí. Al estar encima de la mano, parece que lo hayan puesto apropósito, pero yo imagino que se debió colar en la imprenta. Es una lástima.


Quiero rayos de sol, tumbados en la arena... Sí, precisamente a esa canción me recuerda esta portada. ¿Alguien me puede explicar que pinta el título con esta portada? ¿Alguien me podría explicar que pinta la historia, con esta portada? ¿Alguien ¿Nadie? Ohh...la respuesta correcta era...NADA! Sí, realmente quien hizo la foto era muy buen fotógrafo, pero ¿ola? ¡Esto no es un libro sobre playas caribeñas! ¡Sólo le faltan las palmeras! Quizás, si rebuscamos en el significado, podría ser una especie de luz entre el sol que nos indica que las tinieblas van desapareciendo y que de nuevo volverá a renacer el bien y...bla,bla,bla. ¡A mi nunca se me ocurriría rebuscar ese tipo de significado! Otra cosa, para los que sentís curiosidad, ¿veis la pregunta esa, la que esta en la orilla? Dice: Kehanet yanlis olabilir mi? Para los que no sabéis turco, como yo, podéis ver la traducción que he encontrado gracias a mi inseparable amigo google traductor: ¿Podría la profecía equivocarse? ^^




Y aquí arriba podemos ver las dos últimas portadas. La primera, de UK y Australia, y la segunda de USA. ¿Por qué las pongo juntas? ¿Realmente es necesario responder a eso? Claramente se ve que son clavadas la una a la otra a excepción del color. En la primera todo es con un degradado demasiado oscuro, que, combinado con el fondo negro, hace que necesites gafas para leer el título. En la segunda portada, vemos un lila fosforito que destaca, pero hace que la llave/varita pierda un poco de resplandor. Sinceramente, me quedo con la segunda, pero, no solo por qué tiene un título que resalta  (incluso demasiado), sino porque al menos han tenido el detalle de poner el nombre de la trilogía, cosa que no habían puesto en ninguna de las portadas anteriores.


Bueno, y en resultado total, ¿con cuál me quedo? Pues, echando una hojeada a las portadas de la primera parte, y luego volviendo a mirar las de esta entrada...Tan, tan, tan, (música de tiburón) tan, tan, tan... ¡me quedo con la portada de Polonia! ¿Y eso? Pues porque, como ya he dicho, el vestido me ha encantado, el personaje tiene mucha importancia durante el libro, y además, la combinación de colores...es irresistible. ¿A vosotros qué os parece?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney