viernes, 26 de julio de 2013

Trilogía Crash, libro I: El lado explosivo de Jude, de Nicole Williams

Había oído hablar tanto de esta trilogía como de "50 sombras de Grey" sobretodo porque la han bautizado como el "50 sombras para adolescentes".
Tras tanta insistencia, decidí ir a la moda (aunque tarde) y leerlo. Allá va la reseña:
Título: El Lado Explosivo de Jude
Título Original: Crash
Autor: Nicole Williams
Saga: Crash #1
Editorial: Montena
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Páginas: 352
Precio: 14,95 euros

Sinopsis:
Te quiero pero te odio.
Lucy ha oído decir esa frase incontables veces, pero hasta ahora nunca había pensado que podía llegar a comprenderla tan bien. En realidad, desde el día que conoció a Jude navega por aguas turbulentas, incapaz de aclararse y descifrar qué siente. Entre toda la confusión, algo le parece evidente: Jude no es un chico adecuado para ella. Cínico, inaccesible, descarado hasta decir basta... En definitiva, el clásico tipo malo que parece predestinado a romperle el corazón a cualquiera que sucumba a sus encantos.
Y, sin embargo, Jude ejerce una extraña atracción sobre ella. Una atracción de la que parece imposible escapar...

Opinión:
Impresión: Bien

Bien. El libro no ha estado mal. No ha sido el gran bum ni nada por el estilo, pero no ha estado mal. Creo que lo que tiene es demasiada publicidad...

No creo que esta reseña vaya a ser demasiado brillante. Ahora me doy cuenta. Tras cinco minutos en blanco. Y eso es porque, primero, estoy cansada (hoy he ido en bici varias horas) y segundo porque hace dos días que lo terminé. En fin, no importa, he de hacer esta reseña. Aunque sea algo cutre (lo siento si es el caso)

En fin, la trama gira básicamente entorno a la relación de Jude y Lucy. No hay mucha más trama, pero no se la hecha de menos porque los constantes vaivenes de nuestros protagonistas lo llenan todo. Me encantó al principio, sus burlas y piques constantes, aunque, lamentablemente, estos van decayendo a medida que avanza la lectura.


Los personajes, por lo tanto, lo son todo en esta novela. Para empezar, está Lucy. Lucy me ha parecido una buena protagonista, que sabe lo que quiere (a Jude) y lucha por conseguirlo, aunque no hasta el punto de perseguir a un tipo que es un criminal, por muy guapo que sea. Y eso le ha dado un toque de realismo al personaje muy bueno.

 A todas nos encantaría que un tío como Jude se enamorara de nosotras (seamos sinceras), pero hay novelas en que los escritores se olvidan que las protagonistas son personas corrientes y molientes, y que no hay nada tan loco como para seguir a un "chico malo" que ha ido a la cárcel varias veces, que está obsesionado por ti y que no parece cambiar (aunque Jude sí lo intenta). En este caso, no es así. Lucy sabe cuando las cosas van más allá del sentido común y sabe decir NO en mayúsculas.

Jude, por otra parte, me ha caido bien. Es muy misterioso (¿a dónde han ido a parar los chicos dulces que no tenían nada que esconder?) y un pasado lleno de crímenes y fechorías, chicas de una sola noche y mil y un secretos. Y me ha gustado que se mantuviera así. Que no nos relatara todos y cada uno de sus robos; que no nos detallara cada uno de sus ligues; que se guardara algún secreto para más tarde. Lo que me ha molestado es esa actitud tan obsesiva que tiene a veces. En ocasiones, da miedo. Pero hay que comprenderlo, es el chico malo. Aunque,...¿no se puede ser un chico malo sin ser un obseso?

Y luego, están los personajes secundarios, que me han dejado más que confundida. Por una parte está Sawyer, que es inclasificable. No es un chico bueno, ni el chico ligón, ni un matón, ni... No sé, es como una mezcla de todo. Cuando está con Lucy es el chico bueno y dulce, a veces cambia y resulta ser el guay de turno con el que toda chica desea estar, y luego se convierte en un fiero chico de mirada dura y puños de acero,...Lo dicho inclasificable. Y igual es la actitud de la protagonista ante él. Ya desde el principio le cae mal, sin que él haya hecho nada. Luego él la trata genial y la apoya y ella le da la espalda completamente, para, momentos después caer rendida a sus brazos. No, es que no entiendo estos cambios de actitud de Lucy tan repentinos. Si le hubiera hecho algo, vale, pero no deja de ser super dulce (excepto en algunas ocasiones que se le cambia el chip y está raro)

El otro personaje que no ha terminado de encajarme es Taylor la "mejor amiga" de Lucy. Y lo pongo entre comillas porque de mejor amiga no tiene nada. No hacen nada juntas, no se ríen juntas, no se llaman, no salen nunca, casi no se soportan,...pero aún así son amigas. Yo no sé donde ve la autora la amistad, porque si ella llama amistad a sentarse juntas en la comida...Porque no hacen mucho más.

(El principio de una gran amistad)

Los últimos dos personajes a los que quiero nombrar y dejo ya de una vez este análisis, son los padres de Lucy, los cuales rompen con cualquier estereotipo y tienen personalidad. Sobretodo la madre. ¡Menudas discusiones! ¡En lugar de madre e hija parecen el perro y el gato! Muy entretenido.


En cuanto al resto de la historia, lo dicho, se centra sobretodo en el ir y venir de Lucy y Jude. Se juntan, se separan, ahora se quieren, luego no,...Lo que sí es que  las escenas de amor están muy curradas y con bastantes detalles aunque no en exceso, tal y como yo temía debido al sobrenombre de la novela como "El 50 sombras para jóvenes".


En cuanto al final,...un poco agridulce, pues nos deja con ganas de más. Aún así, el libro se podría cerrar aquí perfectamente, sin necesidad de continuaciones, pero lo cierras y...sientes la irrefrenable necesidad de saber más.

PUNTUACIÓN...4/5

Primeras Líneas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney