martes, 13 de mayo de 2014

Volver a empezar, de Ken Grimwood

  • Nº de páginas: 320 págs.
  • Editorial: LA FACTORIA DE IDEAS
  • Lengua: CASTELLANO
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788498001792
  • Año edición: 2008
  • Plaza de edición: MADRID

Sinopsis:
Un clásico de los viajes en el tiempo que lanza una pregunta provocadora: ¿qué pasaría si pudieras vivir tu vida otra vez, acordándote de los errores cometidos en el pasado? A Jeff Winston, de 43 años, se le da esta oportunidad varias veces. Atrapado en un matrimonio aburrido y un trabajo sin salidas, muere en 1988 y se despierta en 1963, con 18 años, en el dormitorio de su antigua universidad. Todo es igual que antes, pero con una gran diferencia: Jeff sabe lo que le depara el futuro. Sabe quién ganará cada partido, cada competición nacional, y hasta cómo hacer dinero en Wall Street. Lo único que ignora es por qué ha sido elegido para volver a empezar su vida, ni cuántas veces deberá ganar, y perder, todo lo que tiene.
Y a la misma edad en que murió por primera vez vuelve a fallecer.Así sucesivamente a lo largo de varias ocasiones,estas repeticiones se producen tras su muerte por infarto, siempre en el mismo momento, y hacen que Jeff pueda experimentar varias vidas distintas o, para expresarlo de otro modo, tomar caminos distintos en su vida

Varias vidas más tarde, y con la sapiencia de sus otras experiencias, Jeff conoce a una mujer que está pasando por el mismo trance y tras enamorarse de ella vive de nuevo hasta su muerte. Pero la historia sigue repitiéndose, y aunque se encuentran en todas las vidas, cada vez es más difícil adaptarse a la situación. Además, sus encuentros provocan una distorsión enorme en el tiempo.


Por qué este título...
"Después de aqu­el­lo, a Jeff ya na­da le im­por­tó un co­mi­no. Ha­bía hec­ho lo im­po­sib­le, ha­bía al­can­za­do cu­an­to po­día es­pe­rar un hom­b­re en lo ma­te­ri­al, en lo sen­ti­men­tal y en lo pa­ter­nal, y aun así, to­do aca­ba­ba si­em­p­re en na­da, él se qu­eda­ba so­lo e in­de­fen­so, con las ma­nos y el co­ra­zón va­cí­os. Vu­el­ta a em­pe­zar; ¿y pa­ra qué co­men­zar ot­ra vez, si sus me­j­ores es­fu­er­zos aca­ba­rí­an si­en­do inútiles?"

Opinión:
Impresión: lectura cansada

La sinopsis de este libro me llamaba la atención. Soy una gran fan de los viajes en el tiempo y este libro prometía ser entretenido, además de esconder una bonita historia de amor. No ha sido así.

Sí, la trama mencionada en la sinopsis es así...pero ya no hay más. A lo largo del libro, vamos viviendo las diferentes vidas de Jeff, cómo pasa por sus distintas etapas, como evoluciona y acepta lo que está viviendo. Las primeras páginas son las más llevaderas, pues es entretenido ver como afronta la situación, pero a medida que van pasando vidas, no podía evitar bostezar. ¡Y es que es siempre lo mismo! Bueno, no exactamente, en cada vida toma decisiones diferentes, pero en su conjunto pasa lo mismo: se hace rico, se casa, y vuelta a empezar.

Es entonces cuando aparece Pamela, a quién le sucede lo mismo que al protagonista: se encuentra en un constante replay. Como la historia está contada desde un solo punto de vista, no conocemos muy profundamente sus opiniones, y me ha parecido un personaje algo plano.

Además, la historia de amor entre los dos es obvia: solo se tienen a ellos mismos. Así que no se puede disfrutar de un amor que llegue a poco a poco, ni nada, puesto que es inevitable.

También me ha fallado la falta explicación final a todo lo que sucedía. Los protagonistas no logran hablar con ningún científico que pueda explicarles lo que les sucede, y al final tampoco tienen una revelación ni nada por el estilo. Cuando leo libros de ficción, me gusta que sean lo más reales posible, y en ese aspecto, este libro me ha decepcionado.

Otra cosa que tampoco he visto demasiado reflejada es la idea del suicidio. Sí, hay un  momento en que se sube a un avión que sufre un accidente, y poco después Pamela le dice que ya había intentado sufrir accidentes de avión y no lo había logrado. Pero en ningún momento se tiran de un puente o se clavan un cuchillo.

Pero claro, algún punto bueno debería tener, y ese es que se profundiza mucho en el dolor de los protagonistas. ¿Os imagináis volver a empezar vuestra vida una y otra y otra vez? Mira, quizás la segunda o tercera vez seria aceptable, pero si lo hiciera muchas más me volvería loca. Pues eso es lo que les sucede a los personajes, se dan cuenta de la relatividad del tiempo, de la poca importancia que tienen las cosas, de cómo deberíamos atrevernos más y dejar atrás nuestros miedos.

PUNTUACIÓN...2'5/5!

Primeras Líneas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney