miércoles, 12 de abril de 2017

Viñeta del lector 24#


Ya lo sabéis, yo soy de las que lee en todos lados.

- En la cama, antes de acostarme: muchas veces con una linterna bajo las sábanas. Mis padres no entienden que hay libros que te agarran y no te sueltan hasta que los has terminado. Eso sí, en las películas lo pintan muy idílico, pero aún no he encontrado una pose cómoda, con el ebook me tumbo de lado y es más fácil (aunque la luz de la linterna da directamente en la pantalla y sale un reflejo), pero en papel no hay manera y me canso fácilmente. El último con el que me pasó fue Medio mundo.

- En la silla del escritorio: sí, con la pantalla del ordenador. Antes de tener mi ebook leía sobretodo así, ahora que lo tengo no tanto, pero mi ebook es en blanco y negro, por lo que las novelas gráficas tengo que mirarlas con el ordenador. Y no, no me molesta ni me cansa la vista en absoluto, si no fuera porque no es tan cómodo, leería con el ordenador

- En un sillón, junto al fuego de la chimenea (soy una afortunada, no me linchéis): La sensación de felicidad de estar leyendo una noche de invierno Estudio en escarlata sentada en el sillón  junto al fuego será inolvidable. O volver a casa de madrugada después de una noche de fiesta, encontrar a todo el mundo sumido en un profundo silencio, reavivar las llamas y sentarte a leer en el sillón. No tiene precio. 

- En el sofá: Mi madre siempre quiere redecorar, por lo que en casa estamos haciendo una campaña para evitar que cambie el sofá. ¡Es que es tan cómodo (cuando mi padre no tiene la tele encendida, por supuesto)! Además, es un lugar que me trae agradables recuerdos. Recuerdo una mañana, a las ocho, mientras esperábamos para ir a clase (tendríamos cuatro y diez años), que me senté en el sofá con mi hermano al lado y me puse a leerle un cuento de los hermanos Grimm. ¡Y se durmió! Era más mono...

- En el coche (cuando no me toca conducir): a veces me mareo y no me queda otra que dejar de leer, pero me he acostumbrado porque CADA semana vamos al campo y hay una hora de ida. Nunca olvidarme estar leyendo Sinsajo en el coche mientras estábamos de excursión y yo, con las lágrimas rodando por mi rostro, sin fijarme en nada más que en el libro que tenía entre las manos. Menos mal que bajamos a ver el paisaje, porque me mareé, pero no podía dejar de leer.

- En el autobús: tanto de pie como sentada. Huy, cuando leo un libro de risa en el autobús y estallo en carcajadas...me da mucha vergüenza, pero no puedo evitarlo. Leer Un dios asesinado en el servicio de caballeros en el autobús fue todo un suplicio porque quería reírme de lo lindo y no podía porque la gente me miraría raro.

- Caminando por la calle: ¡y nunca me ha pasado nada! Aunque ahora procuro no hacerlo y prefiero caminar más deprisa, llegar antes a mi destino, y si llego pronto, leer allí, porque leer mientras caminas desconcentra. El último que leí así fue Teme, que como son frases cortas era muy fácil seguirlo mientras caminaba.

- Bajo un árbol en el campo: no es tan maravilloso como parece. Lo hago en verano un par de veces, y he descubierto varias cosas a) si estás al sol te da una insolación, b) el suelo no es mullido, las piedras duelen c) Hay tantos insectos que no sé cómo no han conquistado el mundo. Aún recuerdo cuando las hormigas invadieron el libro que estaba leyendo, El juego de Ender. Ya me podéis imagina soplando para que se fueran ¬¬

- En la cocina: Soy de las que lee mientras come. Normalmente, veo la tele, pero a veces mi padre monopoliza la televisión y tengo que entretenerme de algún modo. Aunque os digo desde ya que es muy incómodo. El último libro que leí así fue Los adivinos, mientras comía filete con patatas y no avancé nada :(

- En el avión: Eso de mirar el paisaje por la ventanilla es de aficionados. ¡Es el lugar perfecto para leer! Esa sensación de "no podría estar haciendo nada más, por lo que no tengo preocupaciones". ¡Y qué mejor libro que El temor de un hombre sabio! ¿Que es un tocho y no es un libro para llevarse de viaje? ¡Para que tú lo digas! A mí me parece perfecto. Me lo llevé para leer durante un viaje de intercambio a Alemania y lo terminé esa misma semana. Eso sí, un día tengo que viajar a Alemania para ver el país porque lo que se dice turismo hice el mínimo exigido...

- En la cola: si tengo un libro a mano, ¿por qué no? Bueno, leer estando de pie es un poco incómodo, pero, ¿qué voy a hacer? ¿Mirar el paisaje? ¿Charlar con la gente? No me importa que me miren mal (no me entero), el último libro que leí así fue El ladrón de sueños, mientras esperaba en una larga cola el día de la "Fira de l'ocupació" para echar un currículum.

- En clase: Ahora en la universidad es difícil, porque normalmente me siento en primera fila, así que me conformo con hacer dibujos. Pero nunca olvidaré estar en quinto de primaria, leyendo Harry Potter y la Orden del Fénix (sí, mi afición por los pesos pesados y el riesgo me viene de pequeña) mientras la profesora explicaba. Me pilló y me sacó al pasillo (sin el libro, por desgracia). Esa ha sido una de las pocas veces que me han echado de clase.

- En la playa: tampoco es tan bonito como parece. Vivo en una isla, por lo que tengo la playa cerca y en verano voy muy a menudo. Además, cada año vamos una semana a un apartamento que está en la playa (literalmente, en el suelo del piso hay arena) y allí suelo leer mucho tumbada en la toalla, aunque prefiero una tumbona porque, como os digo, la arena es más incómoda de lo que parece. Nunca olvidaré leer allí La sombra de la luna, uno de mis libros favoritos.

- En el agua: ¡Es broma! Aunque tengo que hacerlo un día....sin poner en riesgo la integridad del libro, por supuesto. o como mínimo intentarlo.

Y vosotros, ¿en qué sitios soléis leer? ¿Cuál es el sitio más raro en el que habéis leído?

25 comentarios:

  1. Algún día inventarán los ebooks acuáticos xDD
    La verdad es que lo de la chimenea si me da envidia, de eso no tengo xD Por lo demás, compartimos lugares de lecturas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, estaría muy guay lo del ebook acuático, aunque yo terminaría arrugada como una pasa...
      Me alegra que compartamos lugares de lecturas^^

      Eliminar
  2. ¡Hola! Vaya entrada más original, nunca la había visto la verdad jajaja.
    Me sitio preferido para leer es la cama, el suelo o en el campo. Me ha encantado lo del agua. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo que no habías visto nunca una entrada así? ¡Pues esta ya es la Viñeta del lector nº 24! :P
      No, me alegro que te haya gustado. Me parece curioso que leas en el suelo, yo lo hago a veces, pero he de poner una tonelada de cojines.

      Un beso,
      Laura.

      Eliminar
  3. ¡Hola, hola! Madre mía, lees en todas partes :O

    Yo me he acostumbrado a leer en el transporte público porque si no estaría desperdiciando bastantes horas de mi día. Mi sitio favorito para leer es la cama o el sofá, no hay lugares más cómodos <3

    Alguna vez he leído en la playa o tirada en el césped pero, ¡ja!, nunca más. La arena es odiosa. ODIOSA, porque se mete entre las hojas y luego no hay persona que saque los granos; y en el césped me pica todo, por paranoias y por los millones de bichitos que a falta de un campo enorme tienen que subirse encima de ti.

    He visto a gente que lee caminando y yo no entiendo cómo lo hacen. Yo terminaría estampada contra una farola o contra el suelo.

    Besos gatunos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, hola, hola! Pues sí, ya lo he dicho, EN TODAS PARTES :P

      Sí, me pasa lo que a ti, si no leyera en el bus, sería un desperdicio de tiempo, porque son dos horas de camino cada día. Incluso prefiero ir en bus que ir en coche porque como mínimo en el bus puedo aprovechar para leer (a no ser que me encuentre con un conocido)
      Jaja, y lo de leer mientras caminas, el truco está en ir dando ojeadas, cuestión de práctica.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  4. Ni en el campo, que con los bichitos no puedo, ni en el bus o en coche, que me marea mucho. Y hay unos libros que son acuáticos... A mi me mandaron uno hace unos años pero no me he atrevido a hacer la prueba. Como mucho, lo mojé con unas gotitas y no le pasó nada. Pero mojar, mojar... NO me he atrevido.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿Quéee?? ¿Me dirás que tienes un libro acuático y no te has atrevido a descubrir si es verdad o no? Anda, trae pa'ca que lo pruebo yo... :P

      Besos de,
      una Laura con ganas de hacer experimentos científicos.

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Me ha encantado esta entrada. Yo leo en todas partes, no tengo problema con los ruidos de fondo ni con el sitio :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sep, yo con los ruidos de fondo tampoco tengo problema...con la excepción de la televisión.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  6. ¡Hola, Laura! Jjaja, me encantan este tipo de entradas, voy a comentar por partes:
    - En la cama, te acabo de mandar un consejo para el tema de la luz.
    - Leer en el escritorio me parece muy incómodo, más que nada porque me distraigo con facilidad.
    - Bien que te gusta dar envidia a los que no tenemos ni una chimenea ni nada que se le parezca.... jajja, pero la verdad es que tiene que ser muy bonito leer así y haces que parezca un sueño ^^
    - En coche no leo, yo no conduzco pero me pasa como en el autobús, ya que me gusta más ir mirando por la ventana (aunque ya me sepa de memoria lo que se ve). Eso sí, si tengo que coger varios días seguidos el autobús, al 3º día ya se me pasa el capricho de mirar por la ventana y sí me puedo concentrar en leer xD
    - :o ¿¿Cómo puedes leer mientras caminas?? Yo no puedo ni mirar el móvil, casi seguro que me caería en menos de nada. Definitivamente, es admirable lo que haces.
    - Bajo un árbol lo he intentado pero... necesito que haya un poco de civilización... me explico: en césped, me pasa como a ti, miro a las hormigas y me empiezo a estresar porque me pregunto por qué fastidian tanto. Además, luego está el típico mosquito que también decide que tú seas su objetivo. En cambio, hace un tiempo hice una excursión y en un descanso largo que hicimos, había una zona de árboles pero con un mini muro de cemento cerca, así que me senté encima y, aunque parezca raro, ni un solo bicho subía allí y pude leer tranquila.
    - No puedo leer comiendo, además, estoy segura de que no solo no puedo sino que mi familia se molestaría.
    - En avión, yo miro por la ventanilla solo en el despegue y en el aterrizaje, de resto también me gusta leer. Y ¿cómo es eso de que vas a Alemania y apenas haces turismo? xD Yo nunca he ido, pero digo yo que habrá muchas cosas que ver jajaj
    - Yo en colas solo leo en la de Correos (rara vez me atienden en menos de media hora) y en el banco (bueno, en este último ya no porque para todo te obligan a ir al cajero).
    - Definitivamente yo en clase era muy cobarde, nunca me atreví ni a leer ni a fugarme ni nada. Sí que era aburrida tu clase para estar leyendo xD
    - Yo también vivo en una isla, tengo la playa (varias playas) a 5/10 minutos de distancia y sin embargo... soy más de piscina. La arena me parece incómoda, pero no es por eso por lo que no voy, sencillamente es que nunca me ha gustado mucho lo de nadar en el mar y me canso rápido de estar allí. Eso no quiere decir que odie las playas, de hecho, me gusta sentarme allí un rato y disfrutar del sol, pero nada más.
    - ¿En serio no lees en el agua? ¿Cómo es posible? xD Con la cantidad de sitios en los que lees, lo raro es que no leas ahí jajajja Pues nada, a experimentar este verano para que logres dejarnos en shock y ya puedas decir que lees en cualquier sitio o situación jajaj
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh y me alegro que te gusten este tipo de entradas : P
      - ¡Bien! ¡Tema de la luz resuelto! ¿Se te ocurre cómo fabricar un respiradero? En invierno es una lata : P
      - Sí, coincido en que leer en el escritorio no es muy cómodo, pero…¿te distraes con facilidad? ¿Con qué? Yo me concentro igual de bien que en cualquier otro sitio.
      - Pues sí, es bonito, y ya te digo, prefiero por la noche de tarde, así le puedo quitar el volumen a la televisión, porque mi padre se suele quedar dormido mirándola.
      - Jajaja, me parece curioso lo que comentas de mirar el paisaje, me pasa a veces, me pregunto si no debería estar disfrutando de la vida real y no centrarme tanto en el libro…
      - Huy, pues logro leer mientras camino porque estuve estudiando en el circo, ¿no te lo había comentado? : P
      - ¡Cierto! Se me ha olvidado comentar eso. No sé cómo, pero cuando leo en el campo, de repente, la vida de las hormigas se vuelve super emocionante y me desconcentro.
      - Ah, bueno, sí, si está mi familia por supuesto que no leo, es solo en el caso de que miren una serie o una película que no me gusta.
      - Jaja, es que el libro estaba muy interesante…Bé, hice un poco de turismo y un millón de fotos : )
      - Huy yo es que a Correos voy muy poco, una vez cada dos años o así. Aunque es cierto que siempre que voy hay una cola inmensa ¬¬
      - -¡Es que era Harry potter! El libro estaba muy emocionante.
      - Sep, será porque estamos acostumbradas. Yo también soy más de piscina, en la playa me aburro con facilidad.
      - Jaja, lo del agua tengo probarlo (alguna forma habrá de hacerlo) Por ahora, probaré con intentar robarle a Margari su libro acuático…
      Un beso,
      Laura.

      Eliminar
    2. ¡Hola, Laura! Lo del respiradero lo veo muy complicado xD Pero tú tranquila, que hoy en día está todo inventado y algo encontrarás jajaj
      En el escritorio me distraigo... pues con todo. Está en medio de un pasillo, por un lado la puerta y por otro la ventana, así que como mi familia está pasando todo el rato y encima está el ordenador, pues pierdo la concentración.
      He leído el comentario de Margari... primera vez en mi vida que escucho lo del libro acuático. Definitivamente está todo inventado. He mirado en Google y me he sorprendido al ver que es cierto, creo que yo no me contendría a tirarlo en un cubo de agua para ver si es verdad que resiste jajaja
      ¡Saludos! ;-)

      Eliminar
  7. Holaaaaa,
    ¿En el bus de pie? mis respetos yo no puedo
    Que chida entrada eh me ha gustado mucho, tenemos varias en común
    Yo no podria leer en el agua jaja

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, en el bus de pie, más de media hora. Sí, no es fácil cuando el conductor se pone a dar frenazos bruscos, pero yo, lo consigo. Puede que al terminar la carrera me plantee presentarme al circo...
      Me alegro que te haya gustado la entrada^^

      Eliminar
  8. ¡Holaaa!
    Aun no viajo en avión, pero el día que lo haga seguramente estaré mirando por la ventana muriendo de ansiedad haha Antes solía leer como tú en todos lados, pero ahora ya no puedo; comencé a disfrutar un poquito de la compañía de la gente, así que ahora solo leo en el bus y en casa.
    Un besito *3*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, sí, la primera vez que fui en avión no leí, por supuesto, de la emoción, pero una vez en el aire solo se ve el cielo azul y ya cansa.
      Sí, me pasa como a ti, a veces me pregunto si debería disfrutar un poco más de la compañía del resto...

      Un saludo y gracias por pasarte^^

      Eliminar
  9. Hola!!
    Yo la verdad que en la cama me es imposible, enseguida me entra el sueño jaja.
    Estupenda entrada.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sí? Vaya, qué curioso, entonces puedes usar los libros como somnífero :P

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  10. ¡Agh me quiero volver chango! se me borró el comentario y no eran precisamente tres líneas...
    Como te decía me encantó la entrada y me faltan varios lugares por probar para leer como el avión, nunca me he subido a una de esas cosas porque me da yuyu las alturas, llevo rehuyendo de ese medio de transporte por algunos años xD. Prefiero el bus y en ese curiosamente si puedo leer un poco.
    La playa, coincido contigo que la arena es incómoda y que tal que se le mete a las páginas de mi libro. Me estremezco de solo pensar en el rechinido de las páginas con los granos.
    Bajo un árbol suena tan idílico pero es la cosa más incómoda de hacer porque el suelo es duro y se te duerme la retaguardia después de un buen tiempo y eso si no encuentras piedras incómodas. Ni mencionar que si hace sol te quedas ciega y más cuando el papel es blanco, es una joda leer si se cuela un rayo de sol entre las ramas. Y por último los bichos que se pasean por las páginas y tienen la mala educación de quedarse pegados en ellas y mancharlas ¬¬
    En coche o combi no suelo leer, ya sabes que me dan mareos y hasta dolor de cabeza :/ triste mi vida.
    Laura solo me antojas tu chimenea, es más estoy dispuesta a sacrificar el espacio de la sala destinado a mi librero para poner una chimenea. Con lo friolera que soy quedará perfecto y usaré la habitación que era de mi hermano para poner mi librero (?) xDD ya lo tengo todo fríamente calculado.
    Caminando por la calle descartado xD porque me pierdo, tengo mal sentido de orientación y capaz que llego a China jaja.
    No suelo leer al comer porque mi madre me regañaría, aparte me gusta dedicarle su tiempo a mi chuleta o sopita.
    Sillón, cama, en la cola, en el escritorio, tren, metro, en la parada esperando el transporte, en un congreso, hasta en un velorio son los lugares que he probado jaja.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto lo siento! Entiendo tu frustración, cuando me pasa a mí me siento con ganas de lanzar el ordenador por la ventana...¡Valoro mucho que me hayas vuelto a escribir! <3

      - Vaya, ¿de verdad nunca has viajado en avión? ¡Pues ya empieza a ser hora! Y no se nota que estés en las alturas si no estás cerca de la ventana y haces otra cosa, como leer :P

      - Uf, sí, tanto leer en la playa como bajo un árbol no es tan idílico como nos lo pintan , tú has descrito los problemas a la perfección :/

      - Sí, lo sé, es un dramón que te marees :/

      - Jaja, me alegra haberte convencido, es una de las imágenes idílicas de la lectura, que es idílica de verdad. Y no digas que ha sido cosa mía que con este super plannig de redecoración de la casa no es algo improvisado, ya lo llevas tiempo pensando y yo soy una excusa :P

      - Jajaja, no si yo también tengo muy mala orientación, solo es por los caminos que me conozco :)

      ¿En un velatorio? ¿En serio? Sin duda, me has superado...

      Un beso,
      Laura.

      Eliminar
    2. Sí pero tampoco soy tan descarada xD aproveché que todavía no llegaba el difunto y estaban arreglando varias cosas sino capaz que mi madre me ponía un sopapo. Yo me fui a un rincón para no estorbar xD pero como estaba medio aburrida me puse a leer.
      Aunque he tenido la descabellada idea de que cuando muera me gustaría que en vez de hacerme rosarios ya que no me llevo bien con la religión y odiaría que se rezara en mi nombre durante nueve días xD (ya me veo retorciéndome en la tumba) mejor que leyeran algo entretenido, pero vamos es un divague más ja ja.
      Besos!

      Eliminar
    3. ¡Oh! ¡Qué idea tan buena! ¿Te imaginas? Que todo el mundo trajera un fragmento de un libro que les recordara a ti <3

      Eliminar
  11. Aunque me guste mucho leer, la mayoría del tiempo necesito hacerlo en un lugar sin mucho ruido. Mis sitios favoritos son mi cama y mi cama, también cuando me voy de viaje y no hay compañeros de asiento molestos que no paran de gritar o hablar alto. No sé cómo lees con linterna, a mí me cansa tanto la vista eso :(.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay gente que es de leer en un solo sitio, porque si no, no se concentra, me siento afortunada por poder leer en tantos sitios. Aún así, coincido contigo en que la cama es el lugar más cómodo.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney