viernes, 22 de septiembre de 2017

Viñeta del lector 32#

Hace unos años, en clase de filosofía, el profesor nos dijo que la historia no existía. Cuando estudiamos esta asignatura, parece que es tan objetiva como matemáticas: 28 de julio de 1914, inicio de la Primera Guerra mundial; los señores feudales eran malos porque maltrataban a sus siervos; los reyes son malos porque hacían lo que les daba la real (nunca mejor dicho) gana; 22 de noviembre de 1963 Oswald asesina a Kennedy; victoria de los cristianos en 1492 sobre los musulmanes; yo también quiero ser famoso porque es algo muy guay; los alemanes de la segunda guerra mundial eran todos unos malvados. 

Y podría seguir. Son cosas que nos han enseñado en el colegio, que nos han repetido hasta la saciedad, pero...¿y si fuera mentira? ¿Cómo lo saben los historiadores? ¿Está bien que generalizen? Sabemos lo que quieren que sepamos. Y pensaréis "No, Laura, no digas tonterías, esa es la verdad, lo dicen los manuscritos y los libros antiguos" Ya. ¿Y quiénes escribieron esos libros? Los ganadores de esas batallas, los poderosos que querían dejar una buena imagen suya para la posteridad. ¿Acaso nos tenemos que fiar de ellos?

No me entendáis mal. No pongo en duda la existencia de los hechos. Definitivamente, hubo una primera Guerra mundial, hubo una sociedad estamental, Kennedy fue asesinado, la Reconquista existió, etc. Lo que pongo en duda es el contexto alrededor del cual sucedieron esos hechos.

Los libros nos ofrecen perspectiva. Nos dan la oportunidad de conocer el punto de vista de otras personas, nos hacen ver la realidad de otra forma. Leer nos hace libres, porque nos permite conocer la versión de los otros, fijarnos en detalles a los que hasta ese momento no nos habíamos fijado. Nos enriquece, hace que no vivamos encerrados dentro de la versión oficial, hace que pensemos, que nos planteemos si de verdad el mundo que nos rodea es tal como es o solo se trata de una máscara.

A mí los libros me han hecho replantearme muchas cosas. El mapa del tiempo consiguió poner en duda mi creencia en un mundo lineal y me dio a conocer los mundos paralelos. Libros que dan importancia a la sociedad estamental como El heraldo de la tormenta o Elantris me han hecho descubrir sobre los tejemanejes de la corte y cómo en muchos casos el rey no era más que una marioneta La trilogía de La caída de los gigantes me permitió tener una visión global del siglo XX y darme cuenta de que la historia no eran hechos concretos que sucedían espontáneamente, sino que hay un contexto. 22/11/63 me hizo ver que el asesinato de Kennedy está envuelto en un halo de misterio que no se explica por la versión oficial. La cantidad de libros que he leído sobre los nazis, desde múltiples puntos de vista, me han hecho ver que la segunda guerra mundial fue mucho más que campos de concentración donde se internaba a los judíos. Libros como Eleanor & Park y Media guerra, protagonizados por personajes con mucha profundidad, me han roto los esquemas de varios estereotipos que tenía preconcebidos sobre la gente.

Como veis, mi visión del mundo se ha ampliado, los libros me han hecho libre porque han permitido ampliar mi perspectiva respecto al mundo. Por supuesto, leer nos hace libres no solo por eso, sino porque nos permite escapar de nuestra realidad  y que en un momento nos encontremos en cualquier otra parte, sin movernos de casa. Pero ese ya es otro tema.

Y a vosotros, ¿por qué leer os ha hecho libres? ¿Qué nuevas perspectivas del mundo os ha proporcionado la lectura?

martes, 19 de septiembre de 2017

B de Bella, de Alberto Ferreras

Título: B de Bella
Autor: Alberto Ferreras
Editorial: S. L. U. Espasa libros
Género: Narrativa, humor, romántico.
Páginas: 352
Precio: 5.95€

Sinopsis:
Bella, o simplemente B, como todos la llaman, es una joven inteligente, divertida, trabajadora y honesta. Pero B no se quiere.
Cuando se mira al espejo, no es capaz de ver ninguna de sus virtudes, solo ve demasiadas curvas voluminosas, más que las que tienen sus amigas y sus compañeras en la agencia de publicidad.
Culpable del peor de los pecados modernos, convencida de que su talla le impedirá ascender en el trabajo, encontrar novio y triunfar en la gran ciudad, B tiene la autoestima por los suelos y está a punto de tocar fondo.
Un encuentro casual con una elegante mujer rusa dará un vuelco a su vida: dejará a B con un montón de preguntas retumbando en la cabeza y pondrá en marcha una inesperada historia de amor.


Por qué este título
" decidieron llamarme Bella. Estoy segura de que bautizarme así debió de parecerles una idea genial en su momento, pero no saben la pesadilla que es ir por la vida con un nombre como este, y arrastrando todos los kilos que me sobran. Por razones obvias le pido a la gente que, en lugar de usar mi nombre completo, me llame solamente por mi inicial: B.
Imagínense lo que es vivir peleando con la gordura y cargando con este nombre que parece un chiste de mal gusto. Además, como no es un nombre muy común, cada vez que hablo por teléfono con mi banco o con los de la tarjeta de crédito, tengo que deletrearlo. Entiendo que se confundan, porque no hay tantas Bellas por el mundo, pero lo que no entiendo es por qué, cada vez que deletreo mi nombre, lo hago de la misma manera: «B de burro, E de Eduardo…».
¿Por qué digo «B de burro»? ¡Yo no soy un burro! ¿Por qué no soy capaz de decir simplemente «B de Bella»? La respuesta es muy sencilla: porque nunca me he sentido bella. Soy una gorda en un mundo donde la gordura no tiene nada de bonito."
Opinión:
Impresión: Autoayuda.

(Curiosamente, leí este libro de casualidad después de A de amor)

Lo sé, lo sé, este libro no parece gran cosa, pero era justo el tipo de lectura que buscaba, un libro sencillo y entretenido, una lectura ligera que me arrancara alguna sonrisa. Además, la protagonista es gorda, así que nada de estereotipos y personajes perfectos. Y en general, el libro ha cumplido mis expectativas.

La protagonista es B (Te acuerdas del nombre solo porque sale en el título, ¿verdad? Ups, me has pillado) una chica de unos treinta años que trabaja en una empresa como creativa y aspira a conseguir el cargo de directora creativa. Pero es gorda. Ella lo tiene asumido, pero aún así se ve fea, es bastante infeliz y no tiene posibilidades de ascender. Pero al conocer a la Madame su vida dará un vuelco y empezará a verse de otra forma.

He de decir que las primeras páginas del libro recuerdan mucho a El diario de Bridget Jones, en especial por la protagonista, que se le parece mucho (Omaira, B es gorda de verdad), pero tras conocer a la Madame, la historia da un giro que no esperaba. Resulta que la Madame tiene una agencia de "reconfortadoras profesionales", donde paga a sus chicas para que cumplan con las excentricidades de sus clientes. Os estoy viendo. Os estoy leyendo la mente. Pues no, no tiene nada que ver con el sexo, de verdad que lo que regenta la Madame no es un prostíbulo.

Los clientes me han parecido unos personajes muy curiosos.Ya os digo, yo también creía que B se había metido en un prostíbulo o algo así, pero no, sus clientes simplemente son gente que tiene extraños fetiches, como por ejemplo uno al que le gusta oler los pies de la gente. Curioso, ¿verdad [Bé, es curioso en una novela, en la vida real no, en mi universidad hay un chico que tiene un fetiche con tocar los pies de la gente y no, no es curioso]?

En cuanto a B, como os digo, se parece mucho a Bridget Jones. Me ha gustado que pese a las dificultades con las que se encuentra día a día, su ánimo (por lo general) no decaiga y no sea presa de la autocompasión. Además, es un personaje que evoluciona. Al principio del libro dice que acepta su gordura, pero realmente no es así y vemos cómo a medida que avanza la historia, la protagonista empieza a quererse de verdad.

Eso es bueno y es malo. Me parece genial que la protagonista aprenda algo, pero la trama se centra únicamente en eso, en como la protagonista va aprendido a aceptarse a sí misma. Y es como si la obra estuviera plagada de mensajes subliminales al estilo de "Acéptate como eres", "la belleza está en los ojos de quién los mira", "No importa lo que digan los demás" y la protagonista está constantemente haciendo reflexiones así:

(Huy, sí, qué curioso [Laura rueda los ojos]) Y después seguimos como si tal cosa.

Que sí, que es un buen mensaje, pero como ya dije en su momento me molesta mucho cuando un autor trata de inculcarme su ideología. Si quisiera un libro de autoayuda, me lo leería, pero yo busco una historia. Además, la novela llega a hacerse repetitiva, porque con cada cliente B aprende una lección. Así, la trama es muy sencillita, y enseguida deja de tener tensión porque te das cuenta de que el objetivo de la novela es que B (y el lector) aprenda una serie de lecciones de vida, de manera que a B nunca le pasará nada demasiado malo.

Además, a partir de cierto momento te das cuenta de que todo lo que le pasa a B es demasiado irreal, demasiado idealizado. Cuando B empieza a aceptar los consejos de la Madame, a usar el maquillaje X, a poner ropa que la haga destacar, a tener una actitud menos servil, etc, el mundo parece que empieza a sonreírle, la llaman guapa, sienten envidia de su belleza y por lo que cuentan los personajes, B se convierte en Miss universo. Y eso, sin adelgazar un gramo
SPOILER (subrayar para leer)
El colmo del surrealismo es cuando va a hacerse una depilación integral y al terminar las depiladoras le preguntan que si pueden hacerle una foto a su chocho porque es precioso. ¿WTF?
FIN SPOILER

Y el final sí que es para vomitar arcoiris, en plan, TODOS vivieron felices y comieron perdices. Casi se me salen los ojos de tanto ponerlos en blanco.

En cuanto al romance, me gusta como empieza porque aunque es un romance fugaz, no es un amor a primera vista. La prime vez que B lo ve le parece un tipo feísimo y también cree que tiene un carácter muy agrio y que no es una persona simpática. Exactamente, no sé que ve B en él, se enamoran en cinco días y tampoco es que hablen mucho. Pero a B le gusta la placidez del rostro de él (sí, lo hago a propósito, no os diré quién es) cuando está relajado y también le gustan las elucubraciones que hace ella misma mentalmente para explicar porqué su comportamiento es como es. Vamos, que el romance no es gran cosa.

En cuanto a la narración, el estilo narrativo está bien, la forma de expresarse de B es divertida y a veces te arranca alguna sonrisa. La única pega es que está narrado en primera persona por B, en pasado y a veces se hace autospoilers que son muy molestos:


En conclusión, una lectura ligera, sin grandes aspiraciones, que cuenta con unos personajes interesantes y con muchos consejos sobre aceptarte a ti mismo. Eso sí, ciertas partes pecan de idealistas y poco creíbles, pero eso sí, cumple a la perfección su función de entretener. 

Ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...3/5!


Primeras Líneas...

sábado, 16 de septiembre de 2017

Frases memorables: Bajo la misma estrella


En esta ocasión os traigo un par de frases de un libro más que conocido. No os voy a intentar convencer de que lo leáis porque si no lo habéis hecho ya, ni yo ni nadie va a ser capaz de convenceros. Esta es una historia que me gustó mucho, que me pareció que estaba llena de frases y citas por enmarcar y con bastante sentimiento. Aún así, creo que el hype le hizo un flaco favor y pese a estar bien, tampoco se va a convertir en un clásico. Si queréis saber más de mi opinión, aquí os dejo el enlace a mi reseña de Bajo la misma estrella para que podáis curiosear.

En cuanto a las citas, no voy a mencionar metáforas sobre fumar ni hablaré de granadas, ¿vale? Estas son mis citas favoritas de Bajo la misma estrella:

"Cuando leemos un folleto sobre el cáncer, una página web o lo que sea, vemos que sistemáticamente incluyen la depresión entre los efectos colaterales del cáncer. Pero en realidad la depresión no es un efecto colateral del cáncer. La depresión es un efecto colateral de estar muriéndote."

Esta cita es una muestra de cómo la protagonista se toma con humor negro su enfermedad, cómo se ríe de lo que le pasa, porque más vale reír que llorar. Por otra parte, estoy muy de acuerdo con su apreciación. Sin duda es el hecho de estar muriéndote lo que causa la depresión.


"Algunas veces lees un libro, sientes un extraño afán evangelizador, y estás convencido de que este desastroso mundo no se recuperará hasta que todos los seres humanos lo lean. Y luego están los libros como Un Dolor Imperial, de los que no puedes hablar con nadie, libros tan especiales, escasos y tuyos que revelar el cariño que les tienes parece una traición"

Esta cita se ha convertido casi en un mantra. Ya sabéis mi tarea evangelizadora de convertir a todo el mundo en fan de la obra de Rothfuss. Y es que son unos libros buenísimos y podría hablar sobre las maravillas que tienen durante horas. Pero a veces, pocas veces, también me ha pasado lo contrario. Encuentro un libro tan bueno, que cierro la última página conteniendo el aliento y con una pequeña lágrima amenazando con escapar de mis ojos. Son libros de los que me cuesta mucho hablar, de los que quieres hablar largo y tendido pero no te salen las palabras, que te han gustado y no sabes por qué. Libros que no quieres compartir con nadie, que no tienen explicación. Un ejemplo, y solo os diré uno porque los demás los callo, fue La sombra de la luna. Nunca me había costado tanto hacer una reseña, y cada vez que la releo me invade la nostalgia. Aquí os dejo el enlace, pese a ser una tercera parte, podéis leerla sin miedo porque no hay spoilers.


"Es divertida sin pretenderlo siquiera. La quiero. Tengo la inmensa suerte de quererla, Van Houten. No puedes elegir si van a hacerte daño en este mundo, pero sí eliges quién te lo hace."

"Todo el mundo debería tener amor verdadero, y debería durar como mínimo toda la vida."

Ambas citas me parecen preciosas. La primera hace referencia a atreverse a declararse. Puede que te rechacen o puede que no, pero tú como mínimo has tenido el valor de intentarlo. La segunda es un poco cursi...pero me encanta.


 "—Llegará un día en que todos nosotros estaremos muertos —dije—. Todos nosotros. Llegará un día en que no quedará un ser humano que recuerde que alguna vez existió alguien o que alguna vez nuestra especie hizo algo. No quedará nadie que recuerde a Aristóteles o a Cleopatra, por no hablar de vosotros. Todo lo que hemos hecho, construido, escrito, pensado y descubierto será olvidado, y todo esto —continué, señalando a mi alrededor— habrá existido para nada. Quizá ese día llegue pronto o quizá tarde millones de años, pero, aunque sobrevivamos al desmoronamiento del sol, no sobreviviremos para siempre."

Esta es justo la reflexión que hago cuando me pongo filosófica. En realidad, nada importa. Vive para ti, no para los demás (no es tan egoísta como suena, ayudar a los demás te hace sentir bien) y que no te dejes llevar por los remordimientos, en el futuro nadie se va a acordar de si dijiste o hiciste tal o cual cosa


"Algunos turistas creen que Amsterdam es la ciudad del pecado, pero en realidad es la ciudad de la libertad. Y en la libertad casi todos encuentran el pecado"

¿Qué opináis acerca de esta afirmación? El pecado es transgredir la moralidad de la sociedad, ¿no es eso libertad?


"Las parejas bonitas son bonitas"
Quiero terminar la entrada con esta cita tan simple, pero encantadora. Parece una repetición, como decir Los lápices azules son azules. Pues OK. Pero no. Lo que yo interpreto de esta cita es que las parejas que son felices, que se llevan bien, a los ojos de los demás también son bonitas. No importa si ninguno de los dos es guapo, la felicidad en sus ojos hará que lo sean.


Y hasta aquí las citas de hoy. ¿Habéis leído el libro? ¿Alguna otra cita que os gustaría aportar?

miércoles, 13 de septiembre de 2017

A de amor, de David Levithan

Ya sabéis que el romance no es uno de mis géneros favoritos. Entonces, ¿qué me lanzó a leer este libro cuyo título y sinopsis prometen una historia de amor? La originalidad. Leí una reseña que decía que este libro era muy original y...caí. Es lo que tiene. A mí no me puedes decir que un libro es original, porque solo con eso ya me tienes en la red.

Pero, ¿un libro solo por ser original tiene que ser bueno? Os dejo con la reseña.

Título: A de amor
Título original: The Lover's Dictionary
Autor: David Levithan
Editorial: Grijalbo
Nº páginas: 224
Encuadernación: Tapas duras con sobrecubierta
Precio: 15,90€
ISBN: 9788425347290

Sinopsis:
A de amor... es la historia de una relación amorosa narrada desde una perspectiva fresca y original... es una ventana abierta a la intimidad de dos personas que se aman... es el retrato inolvidable de una pareja de nuestros días y una forma de decir te quiero... A de amor es un verdadero regalo para los sentidos, que hay que leer despacio y que llegará al corazón de todos los lectores.

Opinión:

Vale. Lo admito. El libro es original. Muy original. Terriblemente original (ajá, ¿ves como no te habían engañado?). Y es que la idea de la novela me ha encantado. Este libro tiene la forma de un diccionario. Cada capítulo hace referencia a una letra, y dentro del capítulo hay un listado de palabras que empiezan con esa letra y a continuación, se narra un fragmento de la historia de amor en la que aparece esa palabra o se hace referencia a ella.

Esta estructura me ha encantado, es muy al estilo "si buscas esta palabra en el diccionario sale tu foto". Y la longitud de estos fragmentos varía, algunos tienen unas líneas y otros varias páginas. Pero no os confundáis: no son microrelatos de amor, es una misma historia contada en fragmentos.

Lo sé, lo sé, hasta aquí muy bonito, ¿no? Pues siento decir que el libro no me ha gustado y estoy segura de que es por culpa de la traducción. El libro es original en inglés, y habéis entendido cómo funciona, ¿no? Entonces, ¿veis el problema? Este libro es muy difícil de traducir. Muy difícil. "Encara me'n faig creus" de que alguien lo haya intentado. ¡Es un diccionario! Que una palabra en inglés empiece por A no significa que en español también lo haga. Siempre se pueden intentar buscar sinónimos que empiecen por la letra que buscas, pero en ocasiones es imposible. Por ejemplo "love". ¿Se os ocurre en español un equivalente que empiece por L?
Esta soy yo al darme cuenta

Así, el libro presenta múltiples problemas:

- A veces las palabras no tienen sentido con el escrito.
- Las palabras, dentro de la letra, no están en orden alfabético.
- La historia es muy confusa.
- No hay un orden cronológico.

Y yo soy tan desastre que no me había fijado que el problema era la traducción hasta que me he puesto a hacer la reseña

Me sorprendió que al ser un diccionario no estuvieran las palabras ordenadas alfabéticamente, pero bueno, di por hecho que era difícil y ya está. También me sorprendió que una palabra hiciera referencia a su quinta cita y al cabo de un par de palabras se hablara de su primera cita. Con esto sí que cogí un mareo monumental, tanto ir y venir me tenía muy confundida y me perdía.  Además, notaba que los fragmentos no estaban cohesionados entre sí y lo notaba todo muy independiente. Si lo hubiera sabido antes...

Esto es todo lo que hay de definición de esta palabra. Aún estoy pensando qué sentido tiene...
Aún así, hay cosas que no me han gustado y que no tienen nada que ver con la traducción. Hay algunos fragmentos que no aportan absolutamente nada, son más como reflexiones del protagonista que están ahí para hacer bonito:


Por otra parte, la historia de amor no es nada del otro mundo. Realmente, no he sentido como si la historia avanzara. No hay un nudo y tampoco un desenlace. Simplemente se narra una relación amorosa, cómo empieza, las dudas e inseguridades de los protagonistas y cómo poco a poco empiezan a creer que lo suyo de verdad funciona. Y ya está. Eso es todo lo que cuenta el libro. Sí, lo sé, yo lo he leído confuso, pero aún así, eso es todo. Muy decepcionante la verdad.

En cuanto a los personajes...estoy muy confundida la verdad. No sé si son hombres o mujeres o mujer y hombre. Y eso es genial, me parece que tiene mucho mérito conseguir ocultar la identidad de los personajes, además de lograr que según sus acciones los consideremos de un género u otro. La historia está narrada por alguien a quien llamaremos A que nos cuenta su relación con alguien a quien llamaremos B. Son unos personajes muy genéricos, en ningún momento se dicen sus nombres y aunque se dan algunos datos sobre sus costumbres y aficiones, podrían ser tanto de un género como otro.

Yo iba convencida de que A era hombre y B mujer, porque es lo tradicional, porque A tuvo varias citas con mujeres y porque B tiene una mejor amiga. Pero ya cuando estaba terminando el libro, se me encendió una bombilla. ¿De verdad eso es un indicio claro de su género? Por supuesto que no. ¿Qué hizo que me diera cuenta? Pues que a veces la narración usaba extraños circunloquios y era como si evitara a propósito dar pistas sobre la identidad de los personajes.


Así que me puse a releer el libro en busca de alguna pista clara, y al final la encontré: según la traducción, A es chico y B chica, por los adjetivos usados y algún pronombre. ¡Pero que conste que se mantiene mucho la incógnita  y me costó muchísimo dar con una prueba clave! Sabiendo que la mayor parte de lectores imagina una relación heterosexual hubiera sido una vuelta de tuerca fantástica que al final quedara perfectamente claro que no lo es. Sin duda, eso hubiera hecho que quisiera releer el libro, visto desde esa perspectiva. Pero no es así, por desgracia.


Y bueno, a todos estos problemas he de sumarle el de la traducción. El inglés es un lenguaje mucho más neutro y estoy segura de que en su idioma original no hay ningún fallo y todo son ambigüedades. Una lástima.

En conclusión, un libro que no recomiendo en absoluto. Es un libro que presenta una estructura original, pero que cuenta con una historia de amor que sabe a poco. Además, a causa de la traducción, la estructura no es estable, hay incoherencias, la narración es confusa y no hay tantas ambigüedades como debería. Es curioso como se juega con el lector y el género de los personajes es completamente ambiguo, aunque la traducción es tradicional y establece que es una relación heterosexual. Por todo ello, me parece un libro interesante que hay que leer en versión original.

Aquí os dejo mi avance en Goodreads:







PUNTUACIÓN...1/5!

Primeras Líneas...

sábado, 9 de septiembre de 2017

Visto en las redes 13#

¡Hola! ¿Cómo va todo? Ya estoy aquí de nuevo con una nueva entrega de la sección Visto en las redes Tenía planeado publicar esta entrada hace días, pero me pedisteis que primero publicara la entrada sobre Cómo construir una casita de libros así que...Pero como sé que esta entrada también os gusta mucho, he intentado traerla lo más pronto posible.

En fin, para los que aún no lo sepan...¿en qué consiste la sección? Visto en las redes es una recopilación de todos aquellos tweets o mensajes relacionados con el mundo literario publicados durante el mes anterior por diversas personas y que yo he compartido por las redes sociales. Es decir que...¡atención, porque podríais salir mencionados en esta entrada! 

Me decidí a crear esta sección porque sé que algunos de vosotros no me seguís en las redes sociales qué de gente mala hay por el mundo, ¿verdad? (tanto porque no os interesa como porque no tenéis una cuenta) y pensé que os podría parecer interesante tener una recopilación de este tipo de información. Así, todos los que no tenéis redes podrías enteraros y los que me seguís, pero estáis saturados, podríais tener un resumen. 

Como sabéis, el blog está en varias redes: en Twitter, en Facebook, en Goodreads y en Bloguers (podéis acceder a mi perfil  de cada red social haciendo click en los enlaces), pero estoy especialmente activa en Twitter y Facebook, por lo que en esta sección me centraré en esas dos redes sociales.

Repito, como en cada ocasión, que la idea de esta sección no es completamente mía (siempre hay que dar créditos). Me inspiré en una sección muy parecida en el blog de Deja volar tu imaginación llamada Citando a Twitter. En ella, Patt recopila algunos de sus retweets favoritos, pero siempre están relacionados con reflexiones sobre el mundo en general, no centradas en el ámbito literario. Es una sección genial que me alegra informaros de que ya vuelve a tener activa.

A todo esto, añadir que a partir de ahora traduciré (a petición popular) los tweets que estén en inglés lo mejor que pueda, para que los que no domináis el idioma también lo entendáis. Y sin más dilación, os dejo con la entrada de hoy:

Visto en...Twitter


"CÓMO ENFADAR A TUS #LECTORES
- Hunde su barco en llamas
- Mata al perro
- En secreto, sé un goblin que solo publica libros cada nueve años"

Y empezamos con un tweet de Cait. Aunque me enfada cuando matan a la mascota porque me parece una muerte innecesaria que solo busca entristecer al lector (y lo consigue 😭) Me molesta mucho cuando un autor tarda tanto en publicar su siguiente libro (Sí Rothfuss va por ti, que llevo seis años esperando Las puertas de piedra💔). ¿Por qué no pueden ser todos como Brandon Sanderson o Jordi Sierra i Fabra que publican libros como churros 😭?


A continuación os dejo unos cuantos tweets de Brooding YA Hero. Esta cuenta me gusta bastante porque me parece curioso como remarca algunos tópicos que aparecen siempre en los libros juveniles y pero a penas nos fijamos en ellos.


"Si un chico sexy y popular (aka yo) no tiene una cita con la nueva chica tímida, ¿cómo descubrirá ella que es bonita? La autoestima solo puede proceder de la atención masculina"

Es un tópico de los libros juveniles que me cansa. La chica nueva tímida y callada resulta ser una top model pero hasta que el chico de turno no se lo dice no se da cuenta. O la típica escena de la chica bajando una escalera con un vestido rojo y todo el mundo mirándola boquiabiertos. ¿Por qué la chica no puede ser fea y punto? ¿O simplemente normal? A ver, si solo el chico dijera que es guapa, aunque no me parece bien que la protagonista tenga tan poca autoestima que necesite que un chico se lo diga, y ya, me parecería aceptable, porque como está enamorado, a sus ojos ella es guapa.. Pero es a partir de que el chico lo dice, que todo el mundo empieza a decírselo. Y es en plan "no". Precisamente porque rompe este estereotipo me gustó el libro de Eleanor & Park y el de Les increïbles aventures de Fanboy i Gothgirl.



"Si oyes un rumor sobre mi, no hay duda de que será cierto. Tienes que llegar a esa conclusión inmediatamente, no hace falta que me preguntes. Sino, cómo haríamos una secuela de nuestro libro?"

Otro de los clichés que me crispa, porque no es nada realista. Cuando un personaje oye un rumor, se lo cree sin preguntar, qué importa la opinión de la persona implicada. No sé vosotros, pero yo soy muy ingenua. Me cuesta mucho creer algo malo de alguien. Yo no creería un rumor, e incluso si esa persona me lo confirmara, mi cabeza le daría vueltas hasta dar con una posible explicación lógica de por qué esa persona se ha comportado así. Pero no, en los libros, los rumores son igual a verdades universales 😒



"Arriesgaré mi vida por mi amor en la primera película.
Y luego no lo notaré cuando la sustituyan por una actriz diferente en la secuela"

Bueno, aquí no diré mucho, además, tiene más que ver con el cine que con los libros, pero es que me pareció muy divertido. Que sí, que sí, que al ser ficción los espectadores aceptan ser parte del engaño, pero ¿os imagináis que todo el elenco se pusiera de acuerdo para afirmar que la actriz  no es la protagonista de la anterior película? Creo que sería muy divertido...



"Es una verdad mundialmente reconocida que todas mi heroínas tienen que ser más bajas que yo. Y sino, ¿cómo es que en la portada del libro necesitan ponerse de puntillas para besarme?"

Adelante, os reto a encontrar un libro en cuya portada aparezca una pareja (heterosexual) y ella sea más alta que él. Ahora mismo no se me ocurre ninguna.



"Bueno, mis editores dices que tengo que empezar a intentar atraer a la audiencia joven..."

No podía estar de compartir este tweet de George RR Martin (cuenta verificada) con vosotros. Me pareció tan divertido...



Muy de acuerdo con esto de Chica del helado. Durante los dos primeros años que estuve en Blogger estuve preocupada desde el minuto uno por conseguir seguidores y por la estética del blog, y publicaba casi cada día (sí, esto...tenía más tiempo que ahora, aunque también es verdad que las entradas tenían la mitad de la calidad que tienen ahora). Ahora ya no me importa. Llevo siete años en blogger y tengo 386 seguidores. Hay blogs que consiguen esa cifra en un año. ¿Y? Yo nunca me he apuntado a iniciativas para conseguir seguidores fantasma, no sigo a todo el mundo que me sigue, no he organizado sorteos para conseguir seguidores. No quiero seguidores en Blogger. Quiero amigos de verdad. Amigos que recuerden que hace tiempo que quiero leer X libro, con los que mantener conversaciones en los comentarios, que se lean mis entradas palabra por palabra y no en diagonal. Y creo que lo he conseguido. Gracias por estar ahí.



"Humano: Entonces, cuáles son tus planes para este fin de semana de Pascua
Yo: Oh, ya sabes, estar con mis seres queridos.
Yo: [Se cubre con libros]"

Esto que le pasa a Cait en Pascua, me pasa a mí en cualquier ocasión que tenga vacaciones. Aún así, este verano he aprovechado, más que para leer, para ponerme al día con vuestros blogs (aún estoy en proceso 😭)




Soy muy aficionada a los libros de humor, pero me cuesta dar con alguno que me haga reír a carcajada limpia. Destacar este año los libros de El dios asesinado en el servicio de caballeros y Cosas por las que discutimos mi chica y yo, que me parecieron divertidísimos y no podía contener las carcajadas ni en el bus. Eso sí, Teen Planet, te informo de que hay gente que no ríe a carcajadas con un libro, pero yo creo que es porque no han encontrado el libro indicado.


Visto en...Facebook

Qué decir de esta cita que comparte Mientrasleo, me encanta, me parece preciosa por todo lo que dice que representa la lectura. Sentirse así es maravilloso.


Y esta vez no es una cita, sino una curiosidad lo que nos trae Mientrasleo. ¿Conocíais el origen literario de Starbucks? A mí me ha dejado muy sorprendida. Me encanta descubrir cosas así 💗



Y ya para terminar, os dejo con el enlace a un vídeo que nos trae Memes bibliotecológicos sobre un pobre bibliotecario que al estilo Pato Donald intenta colocar un libro en las estanterías.


En fin, y eso es todo por hoy, espero que os haya gustado la entrada, ¡nos leemos en los comentarios!

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Nueve semanas (Justas-Justitas), de Salvador P.L

Vi este libro reseñado en el blog Las inquilinas de Netherfield y me llamó mucho la atención porque me parecía original. Para mi sorpresa, el autor se ofreció a enviármelo a cambio de que lo reseñara y yo acepté encantada. ¡Muchas gracias!

Llevaba solo un par de capítulos de esta novelilla cuando entré en crisis. No me estaba gustando nada-nadita. Me parecía un sin sentido absoluto. El estilo era raro-rarísimo, la historia no contaba nada, los personajes eran muy extrañísimos, el lenguaje era vulgar, ordinario, soez, grosero. Como si alguien antes de sentarse a escribir se hubiera tomado un par (y en mi ciudad un par no son dos [son muchas]) de copas y hubiera puesto lo primero que le pasara por la cabeza.

Así que entré en crisis. El autor había sido muy amabilísimo. No sabía cómo escribir una reseña tan negativa sin que le sentara mal. Incluso me planteé simplemente enviarle un correo diciendo que lo sentía mucho-muchísimo pero que la novela no para mí. Pero eso tampoco me parecía bien, porque le había dicho que haría una reseña y además tenía intención de terminar el librito (porque es cortito).

Por increíble que parezca, he cambiado to-tal-men-te de opinión. Para mi sorpresa, el libro me ha gustado bastante-bastante. Al final me he adaptado al estilo-estilote-¿estilazo? del autor. Al final apareció una trama sólida y todo empezó a tener sentido. Así que, adelante reseña.

Título original: Nueve semanas (justas-justitas)
Autor: P.L. Salvador
Editorial: Pez de Plata (colección Subversiva)
Prólogo: Constantino Bértolo
Páginas: 127
Fecha de publicación: septiembre 2016
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 16 euros
Ilustración de cubierta e interiores: Gallota

Sinopsis:
Esta es la historia de Bloss Ñejer, un golfo irresistible que siempre vivió de las mujeres porque ellas se lo permitieron. Nació guapo y con talento, pero él no tiene la culpa. Tampoco tiene la culpa de ser escritor. Maldita sea, lo necesita. Necesita escribir. Necesita registrar sus sensaciones en una libreta-diario. Bloss es un canalla, un tipo burlón que le planta cara a la vida enseñando los dientes. Apretando los dientes. El éxito es esquivo y la vida golpea. Pero de uno de esos golpes (un golpe de suerte) nacerá un nuevo estilo literario cuyo poder de seducción va más allá de los lectores y de la propia literatura. Un estilo inimitable que todos imitarán. Un estilo contagioso, indecoroso, sedicioso. El estilo de un hombre al que ya le toca ganar. Así pues, experimentemos...

Opinión:
Impresión: Raro-rarísimo.

Para empezar, la novela trata de Bloss un escritor que está escribiendo una novela sobre su día a día. Pero no cualquier novela. Esta novela. Sí, esta misma. Así que el personaje es consciente de que hay alguien leyéndolo. Raro, lo sé, y la cosa se complica más-mucho-mucho-más. Él no es el único que escribe la novela. Y tampoco es una novela a cuatro manos. Todos los personajes que aparecen, en un momento u otro se hacen con la novela y escriben en ella, convirtiéndose en narradores. Ya. Muy raro. Raro-rarísimo. Puede que este fragmento del prólogo os lo deje más claro:


Esta estructura, eso de que los personajes sean conscientes de que su vida es una novela, es curiosísima y originalísima. Y ya sabéis que a mí me encanta todo lo que se sale de lo corriente. Y no hay nada más fuera de lo corriente que el estilo. En el prólogo ya se habla al respecto...


Es un libro con estilo propio-propio. Aunque a simple vista lo parezca, no hay nada mal escrito. No hay errores ortográficos ni gramaticales, pero es raro-rarísimo. Usa (abusa) de diminutivos. De paréntesis y corchetes. De repeticiones de sílabas o palabras. De frases cortas y expresiones extrañas.

Al principio me costó mucho-mucho adaptarme a una narración así. Y es que no me cuadraba nada-nada este estilo de escritura con el escritor, Bloss, en teoría un chico malo. ¿Qué chico malo diría "café supercalentito"? ¡No! ¡No tiene sentido! Además, ¿cómo justificar que todos los personajes que aparecen en la novela y que se convierten en narradores escriban así?

Pero al final me acostumbré, y llega a tener sentido. Los otros personajes deciden imitar este estilo porque les parece divertido. Y a mí al final me ha gustado-do-do, así que lo entiendo. Es más, incluso el autor ofrece una evolución en la escritura, pues los narradores que no son ni Bloss ni Dedé no están tan acostumbrados a escribir así. Cuando Bloss y Dedé no aparecen tanto, estas características no son tan abundantes, así que la lectura se hace más ligerita, pero he echado de menos estas peculiaridades.

A esto hay que sumarle el uso de un lenguaje soez, burdo y grosero. No me gusta nada (nada) el lenguaje vulgar, encontrarme insultos gratuitos en medio de una narración y aún así, en esta novela, aunque me chocó mucho al principio, me ha parecido bien. Y no es solo por las expresiones. El autor no tiene tapujos (ninguno). 


Nada de ser políticamente correcto, así que sus personajes no los son. Hay varios comentarios machistas, pero están ahí porque concuerdan con los personajes. A diferencia de muchas novelas actuales, el autor los ha puesto así a propósito, no es algo producto del subconsciente del autor, así que solo por eso, se lo dejaré pasar.


En cuanto a la trama, he de advertiros que pese a que todo parezca un batiburrillo de cosas, al final tiene sentido. De verdad que sí. Podría dividir esta novela en tres partes. La primera parte, está narrada por Bloss y Dedé. Esta parte es la más surrealista y caótica, sin duda, la más difícil de leer, primero porque parece que nada tiene sentido y segundo porque aún estás acostumbrándote al estilo. La segunda parte, escrita principalmente por Églex es la más racional, a partir de aquí aparece una trama y todo-todito-todote empieza a hilarse. La tercera parte, está escrita por todos los personajes y es la parte en la que hay más acción, giros inesperados y sorpresas-sorpresotas. Confieso que la primera parte se me hizo muy cuesta arriba, pero merece la pena seguir leyendo.


Sobre el final, me ha sorprendido que hubiera tantos giros inesperados. Al ser un libro tan extraño (extrañísimo), no sabes qué esperar del autor y no sabes con qué giro te va a salir-li-lir en la siguiente página. Es cierto que todo sucede muy precipitada-mente, y que algunas escenas me hubiera gustado que se explicaran más, pero vaya, tened en cuenta que el libro sólo tiene 128 páginas, así que no daba para más.


Una cosa que sí me ha decepcionado es que el autor podría haber aprovechado que sus personajes son escritores (todos ellos [y uno dirige una editorial]) para hace alguna reflexión sobre la profesión. Así interesantes solo he encontrado una, pero no me ha terminado de convencer porque era muy self-insert del autor y no estaba cohesionada con la narración.

Una última queja es el hype que genera la novela. Sí, la propia novela. En el prólogo se dice que esta es una novela increíble, y a lo largo de la historia varios personajes comentan que esta es una novela maravillosa. Eh...no. A ver, a mí no me puedes crear todas estas expectativas. No es bueno para la novela. Lo del prólogo puedo aceptarlo, en cierto modo es una novela rompedora, original e interesante, aunque tampoco va a crear escuela. Pero lo de los personajes sí que no lo entiendo. Hace que esperes mucho más de la novela, creándote falsas expectativas.

En conclusión, este es un libro que merece la pena. Interesante y original, tanto por su estructura como por su estilo, con una trama capaz de sorprenderte con varios giros inesperados. Es corto, por lo que al final falta algo de detalle, y lo cierto es que al principio cuesta acostumbrarse al lenguaje vulgar y al estilo personalísimo, pero una vez superado eso, la historia se lee bien. Yo la recomiendo.

Y ya para terminar, dos cosas. Os recomiendo mucho darle un vistazo a la reseña de este libro de Las inquilinas de Netherfield, una reseña fantástica, y por otra, os dejo con mi avance en Goodreads:



Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Os parece muy raro este estilo? ¿Os gustan las novelas originales? ¿Os gusta que una novela roce el surrealismo? ¿Habíais leído algún libro de este estilo? ¿Soléis leer los prólogos?

PUNTUACIÓN...3/5!


Primeras Líneas...