sábado, 16 de febrero de 2013

Trilogía El ejército negro, libro II: El reino de la oscuridad, de Santiago García-Clairac

¡Lo logré! A pesar de la fecha límite marcada, el lunes, he logrado terminar este libro de "solo" 600 páginas en un día. ¿Cómo lo he hecho?Aún no estoy muy segura. Eso sí, he de decir que he pasado toooodo el día  leyendo, e incluso, parte de la noche. Decir que el libro ha merecido la pena, aunque quizás lo haya leído demasiado concentrada...
En fin, ¡espero que el tercer tomo, que se encuentra en la biblioteca, no esté reservado!


Nº de páginas: 608 págs.
Editorial: EDICIONES SM
Lengua: ESPAÑOL
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788467521481
Año edición: 2007

Plaza de edición: MADRID


Sinopsis:
Los ecos de la derrota de Emedia no se han apagado. Solo el caballero Arturo Adragón puede vengar al Ejército Negro. Pero para que su misión tenga éxito, antes tendrá que emprender un viaje al Abismo de la Muerte, lugar del que nadie ha regresado jamás...


Opinión:
Impresión: Emocionante

Al matar a Alexia, Arturo perdió algo más que un trozo de su alma, se perdió a sí mismo. Ahora, solo sigue viviendo con la esperanza de resucitarla,...o de marchar con ella al mundo de los muertos. Y mientras Arquimaes, Arturo y Crispín marchan en busca de Alexia, el mundo a su alrededor se desmorona: Demónicus se prepara para asestar el golpe de gracia a los emédianos, que aún se están recuperando de sus heridas. Peleas por ganar, batallas por perder, lágrimas por derramar...¿qué más le espera a Arturo Adragón?

Al cortarle el brazo al señor Stromber, Arturo solo ha ganado una batalla, no la guerra. Ahora, solo sigue viviendo con la esperanza de recuperar la Fundación...o morir en el intento. Y mientras Arturo, Métafora y Patacoja se adentran en las entrañas de la Fundación, el mundo a su alrededor se desmorona: Stromber se prepara para asestar el golpe de gracia a Arturo que aún no sabe ni quiénes son sus enemigos.  Secuestros por perpetrar, robos por hacer, miedos por matar...¿qué más le espera a Arturo Adragón?

De nuevo, para no liaros, dividiré la reseña del libro en dos partes, la del mundo real y la de la Edad media, aunque en el libro se encuentren ambas combinadas.

En la Edad media, debo decir  que ocurren cosas parecidas al primer libro: Morfido y Escorpio hacen de las suyas, hay alguna que otra escaramuza, Demónicus chilla todo el rato, Arturo se salva por las letras...Y es que esto útimo...Es algo que no he logrado comprender. ¿Pero Arturo no es inmortal? ¿De qué le sirven las letras? Me ha parecido que esa historia de las letras mágicas es demasiado fantasiosa. Vale que se trate de un sueño, pero como cada vez es más real, me parece muy de cobardes que el autor, en lugar de inventar alguna artimaña para que Arturo escape de los peligros, recurra siempre a las letras.

También he de comentar que me ha molestado mucho que los personajes importantes no mueran. Bueno, sí, Alexia muere, pero como Arturo va a revivirla...Pero los otros personajes, los malos siempre escapan en el último momento y se salvan: ¿Que te falta un brazo? ¿Que tienes una contusión en la cabeza? ¿Que te mueres desangrado? ¿Que te has roto el cuello? ¡No te preocupes, en unos días estarás bien!

Otra cosa que quiero comentar es que las batallas están muy bien descritas y todos los personajes muy bien definidos. A pesar de todo, el final, a pesar de que el autor quería lograr sorprender al lector, he de decir que me ha exasperado. Es cierto que es totalmente inesperado, pero...

Y en el mundo real, más o menos también continua con lo mismo: ataques, destrucción de objetos valiosos (¡Eso sí que me daba rabia! Creo que me estoy volviendo como Sombra), misterios sin resolver..
Yo pensaba que en este libro se resolvería algún que otro misterio, que desaparecerían algunos malvados, que por lo menos se sabría quién es el malo...¡pero nada! Los misterios se han multiplicado, los secretos están más enterrados que nunca y no te puedes fiar de nadie. lo único en claro es que Stromber es de los malos, pero...¿y los demás?

De este libro he de destacar la relación que tiene Arturo con Metáfora. En lugar de mejorar, de unirse contra el dolor como yo esperaba, se han separado y se encuentran gran parte del libro distanciados. ¿Por qué? Pues porque Metáfora se niega a creer en los poderes de Arturo, ¡y eso que los ha visto con sus propios ojos! Me parece increíble. Y luego se empeña en que Arturo encuentre a su padre. ¡Cómo si el pobrecito no tuviera suficientes preocupaciones como para que encima eso! Y es que lo de Arturo sí que Una serie de catastróficas desdichas. ¿Cómo le pueden suceder a alguien tantas cosas?


Otra cosa que no entiendo es, porque estando tan mal de dinero, la familia Adragon lo malgasta como si nada: que si un sueldo para Patacoja, que si una compañía de seguridad, que si una réplica de Excálibur, que si los restos arqueológicos del colegio, que si una corona para Metáfora. ¿Y por qué no vende algún pergamino que no vaya a utilizar? ¿Tantos objetos valiosos y no pueden vender ni uno? ¡Prefieren vender su apellido a vender algún objeto, yo no lo entiendo!

Por último, cabe mencionar al general Battigla. Sólo él ha descubierto que El ejército negro existe, pero ¡hay pistas por todos lados! Incluso hay varios manuscritos que mencionan claramente "El ejército negro" Y no solo eso: cuadros, dibujos, espadas, escudos, restos, cascos,...¿es que nunca antes nadie se había preguntado a quién pertenecían todas esas cosas.

En general, este tomo ha estado bien. Podría haber disfrutado más de su lectura si hubiera tenido más tiempo para leerlo, pero no ha podido ser. Aún así, es una trilogía muy recomendable, aunque más para aquellos que les gusta la fantasía y la épica, no para aquellos que busquen una prosa bella o un escenario romántico.
PUNTUACIÓN...4/5!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney