lunes, 30 de marzo de 2015

Ndura. Hijo de la selva, de Javier Salazar Calle

Hace tiempo (siempre voy muy atrasada con mis lecturas, tengo un millón de pendientes) gané un sorteo en el blog El aventurero de papel cuyo  premio consistía en un ejemplar en digital del libro "Ndura. Hijo de la selva" con una dedicatoria del propio autor. La trama, de aventuras, me llamaba mucho la atención, así que cuando gané me alegré un montón.

Desde aquí mi enhorabuena al autor y las gracias por haberme enviado el libro.

Autor: Javier Salazar Calle
Título: Ndura. Hijo de la selva
Nº Páginas: 184
Editorial: Autoedición
Temática: Aventuras
Lengua: Español
ASIN: B00LPINOUY
Fecha publicación: 10/07/2014

Sinopsis:
“Ndura. Hijo de la selva” es una novela donde el protagonista, volviendo de unas tranquilas vacaciones en Namibia, un típico safari fotográfico, se ve envuelto en una inesperada situación de supervivencia extrema en la selva de Ituri, en la República del Congo, cuando su avión es derribado por los rebeldes. Un lugar donde la Naturaleza no es el único enemigo y donde sobrevivir no es el único problema. Una aventura con aroma a las clásicas de siempre que hacen de este libro el plato perfecto para evadirse de la realidad y sentir uno mismo la angustia y la desesperación del protagonista ante el reto que se le presenta. En este libro se mezcla de forma natural la emoción y la tensión del propio reto de sobrevivir, la degradación psicológica del protagonista a lo largo de la historia y un profundo estudio del medio, sus animales, plantas y personas. También nos enseña que nuestra percepción de dónde están nuestros límites suele ser errónea, a veces para bien y otras para mal.

Opinión:
Impresión: Un sueño.

Esta novela ha sido especial, diferente a otras novelas de aventuras. ¿Y en qué se diferencia? En la intención del autor. Estamos acostumbrados a leer libros cuya finalidad es entretener, en el sentido de que crean una situación y unos personajes y los dotan de una profundidad que nos permita empatizar con ellos.  Este no es el caso.

Como bien dice el autor al principio de la novela, su intención es "En realidad, el escribir este libro no fue más que el impulso de poner sobre el papel unas aventuras que imaginaba por las noches. No hay pretensión alguna en esta obra salvo la de poder leer lo que sueño. No pretende ser original, estructurada o realista, al fin y al cabo es la transcripción de un sueño, un mundo onírico plasmado en un pedazo de papel.". Así, no podemos empatizar con el protagonista, porque la novela te hace sentir como si tu fueras el protagonista. Me ha resultado muy curioso como mediante las palabras del autor me iba montando mi propia película, como si me hablara directamente, y eso es algo difícil de conseguir.

Consecuentemente, en el libro, el protagonista Javier (he tenido que buscar su nombre, a penas se menciona y eso es un punto a favor de la interiorización del libro) a penas tiene profundidad, es decir que sabemos muy poco de su vida, solo algo muy global, de manera que todos podemos identificarnos con él.

En cuanto a la trama, no esconde mucho misterio: gira entorno a cómo Javier trata de sobrevivir en la selva, completamente solo y bajo la amenaza de los rebeldes. Como él es el único personaje, podéis imaginar que los diálogos son más bien escasos y la descripción abundante. Aún así, debido a los múltiples problemas a los que se enfrenta Javier no me he aburrido en absoluto.

¿Y está bien documentada? Sí y no. Por una parte, encontramos decenas de referencias a la selva, de plantas y animales además de diversas palabras en swahili que le dan realismo a la historia, de manera que se ve que el autor se ha documentado. Por otra parte, los problemas a los que se enfrenta Javier en muchos casos son tópicos que se le podrían ocurrir a cualquiera. Me ha decepcionado no encontrar nada especialmente característico, algo tipo "Oh! No se me hubiera ocurrido nunca que también podría tener este problema".

Aún así, me ha gustado ver como Javier se las apaña con inteligencia, sin dejar de parecer normal, es decir, que es alguien como cualquiera de nosotros, no un Boy Scout o un mago que se saca soluciones del National Geographic.

La actitud del protagonista y sus sentimientos hacia lo que le ocurre están muy bien descritos, con mucho realismo. La única pega que puedo poner al respecto es sobre su enfermedad. A lo largo del libro Javier enferma misteriosamente, se debilita y tiene fiebres y vómitos. Me he quedado con la duda acerca de qué le ha pasado. ¿Ha tomado algo raro? ¿Se ha envenenado? ¿Falta de proteínas? ¿Alguna enfermedad tropical? No llega a saberse, y me ha molestado quedarme con la intriga.

Lo mejor ha sido sin duda, el final. Un gran aplauso. El autor le ha dado el toque perfecto de sentimiento y descripción, logrando que el lector se emocione y sienta la situación como si fuera real. me ha encantado.

Y aún así, el final tiene una pequeña queja, al terminar la historia hay un capítulo 0 que no me ha convencido, para mí que sobra, con la aclaración inicial era suficiente.

SPOILER (subrayar para verlo)

No me ha gustado que todo fuera un sueño. A pesar de que lo sabemos de antemano, que el autor nos ha advertido, de que lo sintamos en la narración, me ha sobrado que todo sea un sueño, porque hace que el lector se desengañe y diga "bah, tanto sufrir para nada".

FIN SPOILER

En conclusión, una novela diferente perfecta para noches de insomnio. Para saber más de ella o adquirla, está aquí a muy buen precio.

Y vosotros qué opináis, ¿os llama la atención leer algo de aventuras? ¿Os habéis llevado alguna sorpresa con autores noveles? ¿Os creéis capaces de sobrevivir un mes solos en la selva? Yo, sin duda, no.

PUNTUACIÓN...3/5!
Primeras Líneas...

sábado, 28 de marzo de 2015

Viñeta del lector 2#


Que viene a ser algo como:
"Yo suelo sentirme contenta conmigo misma cuando leo un libro que pone + x años en la parte de atrás y yo soy más joven con varios años de diferencia"

Seguramente a los lectores más adultos no les pase, pero a mí sí. De pequeña me sentía super orgullosa de mí misma al tener 9 años y leer los libros del Barco de Vapor +12. O cuando leí La ladrona de libros con doce años (fue un drama) o El ocho con catorce años. Sí, puede que no entendiera algunos detalles, pero aún así, recuerdo estar orgullosísima.

Ahora tengo 19, y ya no hay límites de edad, pero aún así, me siento muy orgullosa de mi misma cuando me aparto del género juvenil al que estoy acostumbrada y leo narrativa adulta (y el libro me gusta, que eso también es novedad), como Las intermitencias de la muerte o El mapa del cielo/ tiempo (reseñas próximamente).

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Os ha pasado alguna vez de pequeños? ¿Y recientemente? ¿De la lectura de qué libros os sentís así?

jueves, 26 de marzo de 2015

El constructor de árboles, de Chris Howard

Des de que vi este libro en mi librería habitual, quise leerlo. Una portada atractiva y una sinopsis que prometía un mundo interesante. Error.

Lo cierto es que últimamente no hay manera de acertar con mis lecturas. Así que, si tenéis interés en leerlo, os aviso de que puede haya spoilers,

Editorial: Minotauro
Autor: Chris Howard
Género: Ciencia Ficción / EcoThriller
Páginas:  333
Precio: 17€
Fecha de publicación: 12/02/2013
336 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-450-0080-9
Código: 10010394
Formato: 14 x 22,5 cm.
Presentación: Rústica con solapas
Traductor: Miguel Antón

Sinopsis:
Banyan es un constructor de árboles. Los fabrica, usando chatarra y trastos viejos, para los ricos que buscan un alivio al desolado paisaje. En realidad Banyan nunca ha visto un árbol de verdad, porque todos desaparecieron hace más de un siglo, pero recuerda las historias que su padre le contaba sobre el Viejo Mundo. Aunque eso fue antes de que su padre también desapareciera... Todo cambia cuando conoce a una mujer con un extraño tatuaje y decide iniciar un viaje en busca del paradero de los últimos árboles. Mientras intenta escapar de los peligros que acechan en las Tierras Yermas, Banyan descubrirá la verdad acerca de su familia, su pasado, y lo que algunas personas son capaces de hacer para recuperar los árboles.

Opinión:
Impresión: Ejem...NO

A ver, sexto de primaria, ciencias sociales. (Véase como me subo las mangas y me preparo para escribir una frase lapidaria). De día, los árboles absorben dióxido de carbono y expulsan oxígeno. Por tanto, un mundo sin árboles es un mundo muerto.

Pero eso no es todo. Hagamos un esfuerzo e imaginemos que la vida sin árboles es posible. Bien. (Véase como me crujo los nudillos antes de escribir otra frase lapidaria). Los animales son esenciales para el equilibrio natural. Por tanto, un mundo sin animales es mundo muerto.

Pero no, el autor escapa de toda lógica, deja el sentido común enterrado bajo montañas de polvo y dice que sí es posible (*Insértense aquí unos aplausos sarcásticos*)

El mundo de El constructor de árboles, es un mundo apocalíptico (solo faltaría que no lo fuera con todas esas premisas), varias generaciones después de que una serie de catástrofes hayan terminado con el mundo tal y como lo conocemos, dejándolo sin animales ni árboles.

Ahora os preguntaréis: ¿y qué comen? Para empezar, todos se han vuelto vegetarianos, porque no queda ningún animal vivo. Ninguno. (*Incredulidad*).¿Y qué pasa con las cucarachas? ¿Las ratas? ¿Los mosquitos? Nada. ya he dicho que no queda ningún animal con vida. A excepción de las langostas.

¡Oh, las langostas! Otra de las ideas brillantes que propone el libro. Las langostas son unos animales mutantes (¿pero no se habían extinguido todos los animales?) no comestibles (¿recordáis lo de vegetarianos?) que devoran al instante cualquier planta o persona que se encuentre en su camino. ¿Y si se comen a las personas por qué no nos hemos extinguido? Yo también me lo pregunto...

Pero os estaba hablando de la alimentación (me da a mi que esta reseña va a ser larga...). Resulta que la organización GenTech ha logrado crear una planta que no se comen las langostas: maíz. El cual vende a precios desorbitantes, ya que tiene el monopolio del maíz, pues este no lo puedes cultivar (por una razón que tardaría demasiado en explicar). Además, el maíz es esencial para fabricar combustible.

Osea, que en ese mundo futurista, la gente vive de palomitas y sigue contaminando. ¿Y se puede vivir de palomitas? Al parecer sí. Bueno, creo que no se tiene ocasión de comprobarlo, porque lo normal es que la gente se muera por causas no naturales. Puedes ser secuestrado por los piratas (piratas terrestres, porque no se puede navegar), puedes morir de hambre, pueden atracarte, pueden devorarte las langostas, pueden comerte otras personas, puedes ser tragado por el mar o un terremoto, puedes morir de asfixia (por el aire contaminado), puedes morir en un tiroteo, pueden tirarte al fuego, puedes morir de una enfermedad (¿médicos? Un mito),...y podría seguir con las 1000 maneras de morir que hay en este libro, pero creo que ya os habéis hecho una idea.

Acabo de darme cuenta que en todo lo que llevo de reseña aún no os he ni mencionado al protagonista. Su nombre (o apellido, no estoy segura) es Baynan y es un chico que se dedica a construir árboles. Claro, porque en este mundo postapocalíptico aún hay gente que se preocupa por la belleza, y Baynan se dedica a construir árboles de metal. Sin comentarios.

Antes se dedicaban al negocio él y su padre, pero este fue secuestrado (qué raro...) y no se volvió a saber de él. Hasta ahora. Porque (*alto momento de tensión*) encuentra una fotografía (Y una cámara analógica. Aunque ahora son difíciles de encontrar al parecer en el futuro no será así.) donde aparece su padre encadenado a  unos árboles. Árboles de verdad.

(*Insértese música dramática*)

(Sigue sin ser creíble: cuatro arbolitos no pueden producir oxígeno para todo el mundo)

Así que nuestro protagonista, con la ayuda de otros personajes decide ir en busca de su padre. Así, conocerá a Alfa (flechazo), Hita y Zee (madre e hija), Cuervo y Sal, quienes le ayudaran (a pesar de que no son amigos entre si) a encontrar los árboles.

Ahora sí, segundo aviso, a partir de aquí hay sangre, y mucha. Así que, si de verdad no quieres leer un spoiler, deja de leer. Si quieres seguir leyendo cómo disecciono la novela, le arranco las tripas, corto por aquí y por allá hasta que no quede nada. adelante, estás avisado.

A pesar de que parezca que los escritores pueden hacer cualquier cosa con sus protagonistas, no es así. Bueno, realmente puedes hacer cualquier cosa con ellos, pero hay una serie de reglas que no puedes incumplir, a no ser que seas un escritor suicida que quiere ganarse el odio de sus lectores. Pues bien, una de esas regla universal e inamovible es: no puedes matar a los protagonistas. Rectifico: No puedes masacrar a los protagonistas.

Hay libros cuyas autoras cortan por lo sano, y con la intención de sorprendernos matan a cualquiera. No me referiré a ningún libro distópico juvenil en concreto, porque seguro que algún ejemplo se os ocurre. Pero una cosa es lo que pasa en esos libros, donde los protagonistas mueren como héroes y por el bien de todos, de un disparo limpio y certero o con rapidez, pero con  mucho sentimiento, y otra completamente distinta es lo que pasa aquí.

¿De verdad queréis saber qué hace el autor para conseguir mi antipatía de este modo? ¿De verdad queréis saberlo? Os lo contaré.

Primero hay un par de centenares de muertes inocentes, para aliñar un poco la novela. Sesos por aquí, sangre por allá, Baynan que se tropieza con los huesos devorados de alguien,...Sí, sí, porque no creáis que se limita a decir "x muertos", no, no, Baynan se despacha a gusto, describiéndolo al detalle, pero sin expresar el más mínimo sentimiento al respecto.

En cierta manera, Baynan me ha recordado un  poco a Terminator: a penas siente nada (excepto hambre y el deseo de recuperar a su padre) , y de la noche a la mañana se convierte en un soldado de matrícula. Aún así, es un Terminator fracasado: sus planes nunca van bien, nunca consigue lo que quiere y le dan más palizas de lo que puedo contar. Vamos que se pasa toda la novela herido. Si aún hubiera hospitales no habría libro porque no le darían nunca el alta.

Pues bien, después de estos entrantes, seguidos y sin tiempo a digerirlos el primer y el segundo plato: Zee muere una explosión, hita es devorada por las langostas. a Cuervo le trituran las piernas, Alfa es herida de muerte por un disparo, Sal es quemado vivo en un horno (junto a miles de personas más) y Baynan casi no puede ni mantenerse consciente.
Toma ya. Eso es una masacre y lo demás son historias.
Nunca pongo gifs, pero esta vez no he podido evitarlo. Esta fue mi cara después de leer eso
Hago un paréntesis y os informo de que llegan a la Tierra Prometida, la base de GenTech que tiene un pequeño bosque. ¿Y cómo llegan allí? Después de mil y una aventuras para llegar, GenTech los secuestra y los lleva allí voluntariamente.
Lo siento, os prometo que no se va a convertir en costumbre, pero es que no he podido evitarlo.
Para los pocos que hayáis seguido leyendo hasta aquí, (con esta macroreseña no creo que seáis muchos) os resumiré el final. Por supuesto, me dejaré detalles menores, como que Zee está viva y es hermanastra de Baynan, que la madre muerta de Baynan es una científica malvada que lleva todo el tinglado y que a Cuervo le fabrican unas piernas de madera, e iré al grano.

Gentech ha conseguido fabricar árboles resistentes a las langostas, después de conseguir que la ciencia se suicide mezclando ADN humano con el de los vegetales y para ello va a convertir a las personas en árboles. (Iba a poner otro gif, pero mejor lo dejo). ¿Y funciona? Claaaaro, lo han probado. Y adivinad quién era el conejillo de Indias: el padre de Baynan.

Sí señoras y señores el padre de Baynan se ha metamorfoseado en un árbol, el único árbol resistente a las langostas, y Baynan decide rescatarlo a él, al resto de prisioneros que se convertirán pronto en árboles y huir de allí. Bien, querido Baynan, ahora solo te falta un plan.

¿Y tiene un plan? Es Baynan por supuesto que sí: creará una distracción, dará armas a los prisioneros y luego los despertará. Por ese orden.
Punto uno, La distracción: Quemar el único bosque que existe en el mundo. Hecho.
Punto dos, las armas: Con ayuda de un malo en potencia. Hecho
Punto tres, El despertar: Arranca todos los tubos y la gente (niños incluidos) drogada y anestesiada desde hacía días se despierta de golpe convertidas en guerreros. Hecho.

Y luego, ya viene el final. Bla, bla bla. Lucha guerra, sangre y muerte. Más bla, bla, bla. huesos rotos, heridas mortales y sesos por todos lados. Varias páginas de bla, bla, bla. Muere la científica malvada/ madre de Baynan tratando de protegerlo, se llevan a su árbol-padre, se embarcan en el arca de Noé y esperar crear un mundo mejor. Fin.

En conclusión, una de mis peores lecturas en lo que llevamos de año, bien escrita, pero con una base muy poco sólida, con demasiadas muertes y descripciones sangrientas.

PUNTUACIÓN...1'5/5!

Primeras Líneas...

PD: Téngase en cuenta que la reseña está en clave de humor, desde mi subjetiva opinión. Por favor, no me linchéis

martes, 24 de marzo de 2015

Hechizados, de Alex Flinn

Ya había leído un libro de este autor, Bestial, puede que lo conozcáis por la película o puede que no. El caso es que me gustó bastante, por lo que decidí darle una oportunidad. Craso error.
A ver, la historia en si no ha estado mal, pero no ha sido como esperaba: es demasiado infantil. Yo pensaba que seria juvenil, como mínimo, pero no, no es el caso. Aquí os dejo la reseña:

Título: Hechizados
Título original: Cloaked
Autor: Alex Flinn
Idioma original: Inglés
Año de publicación: 2011

Sinopsis:
No soy el típico héroe. En realidad no soy el típico nada. Sólo soy un pobre tipo que trabaja después de la escuela en una zapatería de South Beach para ayudar a su madre.Pero un poco de magia lo cambia todo. Todo empezó con una maldición. Y una rana. Y una princesa preciosa, que me pide que lleve a cabo una misión de rescate. No hay un hada madrina ni nada de eso. Y aunque me enamoro por el camino, lo que me pasa no se parece a ningún cuento de hadas del que haya oído hablar. Antes de saber lo que pasaba, estaba rondando por ahí con una bandada de de cisnes encantados, hablando (sí, hablando) con un zorro llamado Tod, y casi siendo aplastado por gigantes en los Everglades.
¿No me crees? Yo tampoco lo creía. Pero ya verás.
¿Cuándo supe que todo era cierto?, en el segundo en que fui hechizado.

Opinión:
Impresión: Gu-gu- ta-ta

Érase una vez un pobre zapatero que trabajaba a todas horas para mantener a su familia en un hotel. Hasta que un dia, una princesa rubia y con serrín en la cabeza, le pide que encuentre a su hermano, que se ha convertido en un príncipe rana y si lo consigue, como premio, podrá casarse con ella. Entonces le da una capa mágica, que le permite teletransportarse y un aparato para entender el habla de las personas-animales.

Y así, en su camino en busca de la rana, que como ya sabemos es en realidad un príncipe guapísimo y engreído, deberá enfrentarse a una malvada bruja y a su hijo, rescatar a unos hermanos cisnes que antes eran humanos, derrotar a unos gigantes y capturar un pájaro dorado. incluso en algún momento se menciona un pez que concede deseos.

Un poco más y solo le falta empezar a tocar la flauta. A veces, un mejunje de cuentos da buenos resultados. En otros no. Así, a la novela se le pueden poner mil y un peros: ¿Cómo es que nadie más sabe que la magia existe? ¿Por qué encargan cosas así a simple niños? ¿Por qué se acepta la existencia de la magia así como así? ¿Cuales son las bases de esa magia?¿Por qué los adultos son bastante torpes y tontos? ¿Por qué todo tiene una respuesta tan sencilla? ¿Por qué las personas.animales no se comunican con los humanos ni que sea escribiendo? Y eso solo para empezar.

Pero claro, si tenemos en cuenta que es para un público infantil...Pero aún así, los niños de hoy en día no son tontos y hay muchas cosas que están cogidas con pinzas.

Los personajes Johnny, Meg, la bruja, el príncipe y la princesa,...incluso hay un chico socorrista, y ninguno se escapa de los estereotipos, es más, casi parece que están exagerados a propósito.

La trama es simple y previsible, y, como ya he dicho, va juntando elementos de diferentes cuentos, sin aportar anda nuevo.

El romance (adecuado al público infantil al que va destinado la novela), es más fantástico e irreal que la novela en general. Osea, Meg le lanza un millón de indirectas (demasiado directas) y él, ni caso, es más, incluso reitera que "es su mejor amiga", sin tener un pensamiento romántico. Ahora, cuando ella presta atención a otro chico. Johnny decide que la ama profundamente y solo le falta pensar el nombre de sus hijos. (*véase como ruedo los ojos*)

En conclusión, este es un libro dirigido al público infantil, ideal para iniciarse en la lectura, como puente entre los cuentos de los Hermanos Grimm y los libros más consistentes, pero que a mí, no me ha aportado nada.

(A tener en cuenta que lo valoro en relación a un libro infantil)
PUNTUACIÓN... 3/5!

Primeras líneas...

domingo, 22 de marzo de 2015

Viñeta del lector 1#


Cada vez la gente lee menos y juega más con el móvil. De mis conocidos, sé de muchos que no leen ni siquiera un libro al año. Mi madre, por ejemplo. Creo que en su vida no ha leído más de un decena de libros. Y aún así, se tira horas con el móvil.

También me sorprendí con mi prima de seis años, que está aprendiendo a leer, pero que el otro día me la encontré jugando al Candy Crash con el móvil. Y es que es muy triste ver cómo la gente se pasa horas y horas (bueno, no tanto porque las baterías se agotan enseguida) con el móvil, mientras los libros se acumulan guardando polvo.

Pero no voy a ser hipócrita. Lo admito: yo también juego con el móvil. Ayer mismo estaba en la cama jugando al Triviados mientras hablaba por whastapp con una amiga, a la una de la noche. ¡Yo que antes aprovechaba ni que fueran cinco minutos para leer! Ahora, cuando voy al médico, uso el móvil en la sala de espera, y a veces también en el trayecto en bus a la universidad. Así, me he dado cuenta de que el móvil me ha quitado tiempo de lectura, algo muy triste.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Estáis de acuerdo en que los móviles hacen que leamos menos libros? ¿tenéis algún conocido que tampoco lea nada? ¿Algún primo enganchado al móvil que no sabe qué es un libro? ¿Alguna vez os habéis quedado hasta tarde con el móvil? ¿Creéis que el móvil os quita tiempo de lectura?

viernes, 20 de marzo de 2015

El océano al final del camino, de Neil Gaiman

Ya desde el principio, no estaba muy segura de si leer este libro o no. ¿No os pasa a veces que veis tantas veces algo que os pica la curiosidad? Pues eso.
No tenía ni idea de qué trataba esta novela, pero sabía que el autor era de renombre y que no paraba de ver reseñas por todos lados.
Tuve que haber escuchado mi instinto y haberme apartado, pero ya es tarde.Como podéis suponer, la novela no me ha gustado. Nada.

Y aún así, hacer esta reseña me ha resultado muy difícil,, más que anda porque, al ir a ver si yo era la única que pensaba así, me he dado cuenta de que sí, efectivamente, era la única. Pero bueno, aquí os dejo la sinopsis (para que, si tenéis el valor de leerlo, no lo hagáis a ciegas como yo) y a continuación mis motivos:

Título: El océano al final del camino
Título original: The ocean at the end of the lane
Autor: Neil Gaiman
Traductora: Mónica Faerna
Saga: -
Editorial: Roca
ISBN: 9788499186573
Nº de Páginas: 236
Precio: 17,90€

Sinopsis:
El océano al final del camino es una novela sobre la validez de los recuerdos, la magia y la supervivencia; sobre el poder de la imaginación y la oscuridad que hay dentro de cada uno de nosotros.
  Un hombre vuelve a la zona donde vivió hace cuarenta años para asistir a un funeral. En un arranque incomprensible e inesperado, decide acercarse a la casa de su amiga de la infancia, Lettie. Y es ahí donde los recuerdos que no sabía que tenía empiezan a fluir, como el océano que Lettie insistía que era, en realidad, su estanque. La memoria se mezcla con la fantasía mientras el protagonista nos cuenta un viaje imposible, en un mundo que puede o no existir, repleto de monstruos imaginarios que se hacen reales en el relato de ese niño de siete años. Tan reales como los monstruos que los adultos sí podemos entender y temer, y ante los que la única defensa con la que cuenta el niño son las tres mujeres extravagantes mujeres que viven al final del camino.

Opinión:
Impresión: Sí, claro y los elefantes vuelan

Que un libro no tenga  sentido de la realidad no tiene por qué ser malo. Véase Alícia en el País de las Maravillas. Otros, como este, son más como El bebedor de lágrima. Y creedme: comparar un libro con El bebedor de lágrimas no es bueno, y si no, leed la reseña, leed.

En fin, cómo iba diciendo, hay libros y libros. Y luego está "El océano al final del camino", un mundo a parte. Y nunca mejor dicho. Porque el autor nos presenta dos realidades, la de verdad y la de George, una realidad desde la óptica de un niño de siete años.

Lo cierto es que tenía pensado hacer una reseña mordaz. Iba a hablaros la base de gelatina sobre la que se sustenta la magia, sobre cómo sacarte un gusano del pie con unas pinzas o cómo ahogarte en un cubo, porque en realidad es un océano. Como veis, el libro tiene lecciones importantes.

Pero no, no, ya he dicho que no voy a hablar de eso, porque todo se puede resumir en una cosa: esto no tiene sentido el estilo del autor no me ha gustado.

Y no me ha gustado, porque juega mucho con el lector,  de manera que tenemos que reinterpretar todo lo que está pasando. ¿Qué es real y qué se está inventando George? ¿Cuáles fueron los sucesos de verdad? ¿Qué pasó realmente? ¿Qué está imaginando y cómo lo relacionamos con la realidad?Es como si toda la historia fuera un mal sueño donde no sabes cuando vas a despertar.

Así, agarrándose a esta premisa en que todo podría ser imaginación de George, el autor se inhibe de explicar todos esos elementos mágicos que van apareciendo y hace que aparezcan allí, en mitad de la novela, de manera que no llegamos a saber realmente qué límites tiene esa magia ni qué clase de ser puede aparecer luego.

Aquí tengo que hacer un inciso: hay aspectos de la trama que me han recordado a Un puente hacia Terabithia. Principalmente los protagonistas y toda su imaginación.


George está muy bien perfilado. Me ha parecido un niño muy ingenuo (como cualquiera de siete años de edad), alocado valiente (baja por una cañería des de un segundo piso, eso no lo hago ni yo) y bastante real, a diferencia de las Hempstock, a cada cual más extravagante.



Y aún así, a pesar de que el protagonista es un niño, que la trama es sobre seres fantásticos y bastante previsible, no es para nada una novela infantil. No lo es por el lenguaje complejo y elaborado y por algunas escenas oscuras que inundan las páginas


En fin, desde toda mi subjetividad, no quiero decir que el libro sea malo, simplemente que no es mi estilo y que por eso no me ha gustado.

PUNTUACIÓN...2/5!

Primeras Líneas...

miércoles, 18 de marzo de 2015

Book Tag 14: Los dioses del Olimpo

En el blog Generación Reader vi este interesante Book Tag y decidí llevármelo a mi blog. Ha sido muy entretenido y si tenéis ilusión, podéis llevaroslo a vuestro blog. ¿Alguien de vosotros lo ha hecho? Si es así, estaré encantada de echarle un vistazo :D

Book Tag Los dioses del Olimpo
¿En qué consiste?
Trata de ir buscando libros que compartan ciertas rasgos característicos con los miembros del panteón griego. Tienen que ser libros que hayas leído

ZEUS
Nombra a tu personaje líder favorito, bueno o malo
Me ha costado decidirme, pero al final lo he hecho por Raoden de Elantris. Por su ingenio, por su ánimo, por seguir siempre adelante pese a lo adversas que sean sus circunstancias, por su gran corazón, valor e inteligencia, por esa capacidad de liderazgo y por ser tan absolutamente genial


HERA
¿Quiénes son tus padres de ficción favoritos?
De nuevo, no ha sido una decisión fácil, pero me quedo con Mo y Resa, los padres de Meggie en Corazón de tinta. Me parecen unos padres geniales, a quienes les encanta leer, y se enfrentan a cualquier contratiempo. Por una vez no son secundarios, si no verdaderos protagonistas. Mo es valiente, tiene mucha imaginación y una voz increíble, capaz de hacer surgir a los personajes de los libros. Resa, por su parte, es una luchadora, que no se resigna a las desgracias, y capaz de contar unas historias fantásticas.


DEMÉTER
¿Qué alimento ficticio te gustaría probar?
Aquí sí que no he tenido que pensarlo. Me encantaría probar las mágicas comidas que aparecen en el mundo de Harry Potter. Siempre he querido tener ocasión de comer grageas de todos los sabores o las ranas de chocolate o cualquier otro tipo de plato que se menciona a lo largo de la saga.


POSEIDÓN
Nombra un libro donde el agua sea una parte centra
No fue un libro que me gustara especialmente, al contrario, no me gustó nada, pero es el primero que se me ha ocurrido. Se trata de Relato de un náufrago que...Y un largo etcétera. Sin duda, como podéis  imaginar, la acción tiene lugar en el mar.


DIONISIO
Un personaje con el que te gustaría ir de fiesta
Las fiestas que aparecen en el libro A 3 metros por el cielo son realmente envidiables, así que me encantaría ir de fiesta con cualquiera de los personajes.


APOLO
Primera parte de una saga que te gustó mucho
Estaba indecisa entre varios libros, pero finalmente me he decidido por este, Mírame y dispara. Sin duda, fue un libro espectacular, del que aún guardo un grato recuerdo. Y tuvo un final tan repentino e inesperado...Estuve buscando durante días los siguientes libros (cuando empecé el libro pensaba que era autoconclusivo, ilusa de mí) y ahora ya los tengo. A ver cuando les hago un hueco.


Artemis
¿Quién es tu heroína favorita?
Me quedo con Nicasia, de La corte de los espejos. Me gusta su carácter y su forma peculiar de ser, sus respuestas mordaces y cómo, a pesar de todo, sigue adelante, además de continuar siendo un personaje de lo más real, con sus defectos y virtudes.


Atenea
Nombra a un personaje que sea sabio
Otra vez me ha costado decidirme, porque la mayoría de mis personajes favoritos son muy listos, pero al final me he decantado por Ayla, de El clan del osos cavernario. La verdad es que a lo largo de toda la hexalogía su sabiduría me sorprendió, teniendo en cuenta la época en que vive, hasta tal punto que llegó a parecerme poco creíble.


HESTIA
¿En qué casa de tus personajes favoritos te gustaría vivir?
Me ha costado mucho decidirme porque no se me ocurría nada, aunque finalmente me decanto por La fundación, donde vive Arturo, de libro El ejército negro. Es un lugar absolutamente increíble. Por una parte es vivienda, por otra es museo de historia y por otra, los sótanos, llenos de catacumbas, secretos, historia, puertas ocultas...y a mí me chiflan los pasadizos secretos


HERMES
Nombra un lugar ficticio que te gustaría visitar.
El primero que me ha venido a la cabeza ha sido Hogwarts, pero como ya he puesto el libro de Harry Potter más arriba, no lo he escogido. El segundo que se me ha ocurrido ha sido Elantris, pero también lo he mencionado más arriba, así que nada. Y finalmente, después de pensar un rato, me ha venido a la cabeza Alagësia, el mundo de Eragon, un lugar plagado de magia y todo tipo de seres mágicos. Sí, sin duda, me encantaría visitarlo.


HEFESTO
Nombra una herramienta literaria que te gustaría tener
Me gustaría tener las herramientas necesaria para pintar portales, como en el libro El libro de los portales. Aunque no soy una gran pintora, estaría genial que los portales existieran.


ARES
¿Cuál es tu batalla ficticia favorita?
Sin pensarlo: la última que tiene lugar en La sombra de la luna, de la trilogía El ciclo de la luna roja. Es una batalla espectacularmente épica. Hacía mucho que no leía sobre una guerra tan bien descrita


AFRODITA
¿Cuál es tu pareja literaria favorita?
Aunque dudaba entre dos libros, finalmente me he decidido por la pareja que forman James y Kelsey, de Besos de murciélago. Son muy dulces, y al mismo tiempo increíblemente tronchantes. ¡No pude parar de reír en todo el libro!


HADES
¿A qué personaje resucitarías si pudiera?
Pues a Verity, del libro Nombre en clave: Verity. Después de todo lo que había hecho, todo lo que había luchado, no merecía morir.