miércoles, 6 de enero de 2016

Trilogía The century, Libro I: La caída de los gigantes, de Ken Follet

¿Quién no ha oído hablar de Ken Follet? ¿Y de los pilares de la tierra? Ken Follet es ya un autor de culto, de esos que todo el mundo conoce, pero pocos han leído ya que sus libros se consideran aptos solo para intelectuales.

Yo la verdad es que había caído presa de los prejuicios. A pesar de ser un autor muy reconocido, los libros no me llamaban nada la atención. Me daba la impresión de que iban a ser libros largos, muy descriptivos y bastante aburridos. Mis ganas de leer estos libros eran 0 y mi intención de leerlos rozaba los números negativos.

Pero, esto es una reseña, ¿no? ¿Qué me hizo cambiar de opinión? Una apuesta. Soy incapaz de de negarme ante un reto, es uno de mis defectos (y si no, mirad la de retos literarios que he intentado conseguir este año...). Hice un trato con una amiga: ella se leería mi libro favorito (El nombre del viento) y yo su libro favorito (La caída de los gigantes). ¿Cómo iba a negarme a la posibilidad de fangirlear sobre mi libro favorito?

Así, aunque La caída de los gigantes me daba mucha pereza por su enorme tamaño, le dije que sí. Y este es el resultado.  (Añadir que a mi amiga le ha encantado El nombre del viento :D )

Título: La caída de los gigantes
Autor: Ken Follett
Editorial: Plaza y Janés
Año de publicación: 2010
Páginas: 1017
ISBN: 9788401337635

Sinopsis:
La historia empieza en 1911, el día de la coronación del rey Jorge V en la abadía de Westminster. El destino de los Williams, una familia minera de Gales, está unido por el amor y la enemistad al de los Fitzherbert, aristócratas y propietarios de las minas. Lady Maud Fitzherbert se enamorará de Walter von Ulrich, un joven espía en la embajada alemana en Londres. Sus vidas se entrelazarán con la de un asesor progresista del presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, y la de dos hermanos rusos a los que la guerra y la revolución les ha arrebatado su sueño de buscar fortuna en América.
Desde Washington hasta San Petersburgo, desde la inmundicia y los peligros de las minas de carbón hasta los candelabros lujosos de los palacios de la aristocracia, pasando por los pasillos de la Casa Blanca y el parlamento de Westminster, Ken Follett nos ofrece, en su novela más ambiciosa, un esmerado retrato de una época y de las pasiones que espolearon la vida de sus personajes.

Opinión:
Impresión: Formidable.

No sé por donde empezar. ¡Tengo una lista tan larga de cosas que comentar en esta reseña! Primero de todo: hay que empezar esta lectura sin prejuicios. Es un libro gordo, sí, pero dejando eso de lado, es un libro que cualquiera puede (y debe) leer.


Es cierto que ha sido un libro con descripciones, que habla de hechos históricos y de política, pero no es un libro aburrido. Repito, no es un libro aburrido. Me ha gustado porque hay acción y los diálogos son bastante abundantes. Además, la historia no es muy lineal, si no que va saltando de un punto de vista a otro, de un país a otro, y nos permite conocer a muchos personajes.



Ese es uno de los puntos más positivos: la oportunidad de conocer la historia desde casi todos los puntos de vista posible. Hay muchos personajes principales, pero en ningún momento me he perdido, ya que todos están muy bien caracterizados, tienen su forma de ser, su propia historia y se diferencian muy bien unos de otros.

Además, constantemente van encontrándose unos con otros, relacionándose, cruzando sus vidas y compartiendo momentos clave de la historia. Podría hablaros de cada uno de ellos, pero eso ya sería desvelar la esencia de la historia. También podría hablaros de cuales me han gustado más y menos, pero sería inútil, ya que todos son perfectos; puede que no coincida con su forma de ver el mundo (en ese aspecto me encantaron Maud y Walter von Ulrich), pero todos son personajes sólidos, bien caracterizados y muy reales. Tan reales, que puede que existieran de verdad.


Y esa es una duda que me ha quedado. Al final del libro hay una lista de todos los personajes que aparecen en el libro, personajes históricos y reales, y la verdad es que no he podido descubrir cuáles existieron de verdad  cuáles no. Son todos muy realistas, tanto que estremecen, y bien podrían haber existido.


El otro punto positivo que tiene la novela es su realismo y lo bien documentada que está. Si sois asiduos a blog, sabréis que me gustan mucho los libros de temática histórica, especialmente del siglo XX. Pues bien, después de haber leído este libro ya lo tengo decidido: no voy a leer nada más de la primera guerra mundial, porque este libro es tan completo, que es imposible que ningún otro lo supere.


Lo bueno del libro es que te cuenta la historia, todo lo que sucedió durante el periodo de la Primera Guerra Mundial, con muchos detalles, pero de tal forma, que no parece real. Creo que deberían sustituir los libros de historia del instituto por esta lectura. Es un libro muy realista y con multitud de detalles, pero no escapa de la verdad ni cae en la exageración o el dramatismo.

Y ese quizás es un detalle importante. Si buscáis morbo y drama, este definitivamente no es el libro que estáis buscando. Aquí encontraréis personajes que sufren, personajes que luchan, personajes que viven y mueren, pero no os encontraréis con una compilación de las peores crueldades de la Primera Guerra Mundial. No, es un libro interesante, pero que no cae en los típicos estereotipos ni está interesado en el drama gratuito.


Y a pesar de ello, la trama es previsible. Todos aquellos que hayan pasado por el instituto, tienen unas nociones básicas de historia, y conocen la trama y el final de esta historia. Pero precisamente eso no es lo importante. La verdadera trama no está en la historia en sí, sino en los pequeños detalles, todos esos que no salen en los libros de educación básica.

Además, no es monotema, sino que abarca todo el contexto global: la Primera Guerra Mundial, la Revolución rusa, la lucha por el sufragio femenino, la instauración de la Ley seca,...tantos temas que quedamos pegados a las páginas del libro sin remedio.


Otra cosa a comentar es que hay acción, no tanta como en un libro de fantasía o una distopia juvenil, pero hay muchas batallas y en algunos momentos llegas a temer sobre el futuro de los personajes. Lo que sí hay en abundancia es politiqueo, ¡un tercio del libro hablando de política! Pero no es aburrido, como los discursos de Rajoy, sino que nos permiten conocer más a fondo la realidad en la que se ven inmersos.

 Así, me he sorprendido al descubrir hasta qué punto reflexionaban antes de tomar una decisión y cómo esa decisión podía llegar a tener consecuencias tan grandes. Por no hablar de la cantidad de intereses económicos que entraban en juego. Quedé muy sorprendida al enterarme de cosas como que los ingleses no querían abandonar la guerra porque debían mucho dinero o las verdaderas razones por las que finalmente Estados Unidos participó en la contienda.


Uno de los pocos problemas que le he encontrado al libro es el tiempo. Generalmente, el libro va narrando historias que suceden de manera simultánea, y cuando hay un salto importante en el tiempo, de varios meses, nos indica en qué fecha nos encontramos. A pesar de este intento, he estado un poco perdida  en el tiempo, y no he sabido situarme bien, principalmente porque era incapaz de recordar la fecha anterior y no sabía cuánto tiempo pasaba entre unos hechos y otros. Quizás información estilo "dos meses después/ tres días más tarde/ cuatro años después" hubiera sido útil.


Respeto a la prosa, fantástica, me ha enamorado, está muy bien escrita, con el grado justo de objetividad y con un narrador muy acertado, de manera que puedo decir que a la historia no le falta ni le sobra ni una coma.

El final ha estado bastante bien, aunque esperaba algo más impresionante, un final explosivo y llamativo, pero me ha decepcionado en ese aspecto porque es bastante tranquilo y llano, relajado, es como un pequeño oasis de paz, bien merecida después de todo lo que han padecido los personajes, pero al que le faltaba vida.


Y aún así, es un libro al que le falta algo. A pesar de todas las cosas positivas que le he encontrado, se me ha hecho largo (porque lo es) y aunque me ha parecido interesante, tampoco me ha apasionado. Los personajes están muy bien, son muy realistas y a prosa es brillante. Pero a la historia le falta chispa, y es porque le falta eso por lo que no le pongo la máxima nota.

Eso sí, tengo bien claro que voy a leerme los siguientes, estoy ansiosa por saber cómo profundiza en los otros conflictos del siglo XX. Peeeeero, no creo que lo haga ahora mismo. Y antes de final de año, imposible. Y es que, habéis visto el tamaño que tienen estos libros? Asustan, sin duda, y es que, aunque sé que me esperan buenas historias, da una pereza empezarlos...


PUNTUACIÓN...4/5!
Primeras Líneas...

14 comentarios:

  1. Hola, cuando lo lei tambien me gusto bastante y eso que la novela historica no es lo mio. Pero no podia negarme despues de los Pilares de la tierra. A pesar de la cantidad de paginas es una lectura amena. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahora tengo pendiente hacerme con los siguientes...

      Eliminar
  2. Me gusta bastante la novela histórica aunque últimamente la he dejado un poco de lado... La verdad que me han hablado muy bien de esta trilogía, pero me asusta un poco por la extensión y tener que abandonarla porque no me gusten... además tampoco he leído los pilares de la tierra por lo que no se nada del autor.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco he leído Los pilares de la tierra, y si te gusta la novela histórica esta trilogía te encantará. Sé que asusta un poco por el tamaño, pero merece la pena. Además, el libro es autoconclusivo, no quedan dudas sueltas ni nada ;)

      Eliminar
  3. ¡Hola!

    Me alegro muchísimo de que te haya gustado tanto! A mí me gusta la novela histórica, pero Ken Follet es otro nivel, es lo más de lo más.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, a mí me ha dejado muy sorprendida

      Eliminar
  4. Hola!!!

    Gracias por la reseña ^^ No he leído nada de Ken Follet, pero era el favorito de mi padre, así que los tengo pendientes.


    Besicos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, ahora lo tienes recomendado por partida doble :P

      Eliminar
  5. Hola Laura:

    Tengo que admitir que soy de esas personas que le dan 0 ganas de leer éste tipo de libro. Aun así algún día puede que le de una oportunidad. Es que me encanta la historia del siglo XX y descubrir varios personajes. Disfruta del siguiente libro y animo para comenzarlo.

    Un beso^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sí le des la oportunidad, si te gusta este tipo de historias. En cuanto a leer los siguientes, aún me estoy mentalizando...

      Eliminar
  6. Que te ha gustado se nota, a mí me encanta la novela histórica, la disfruto mucho. Sobretodo cuando encontramos el punto entre acción, historia... y encima los personajes están tan bien construidos como comentas.
    Me la llevo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. HOLAAAAAAAAAAAAAAAAA!!
    Desde hace tiempo le tengo ganas a estos libros pero parecen enciclopediaaas!! son gordisimos! aun asi los tengo pendientes porque me llamn un monton y tienen buenas criticas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí te lo recomiendo muchísimo. DA mucha pereza empezarlos, pero una vez que estás a la mitad, ya no puedes parar :)

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney