viernes, 14 de abril de 2017

Cosas por las que discutimos mi chica y yo, de Mil Millington

Hace un par de semanas, fue el mes del humor en mi biblioteca habitual, por la cual cosa había dedicado toda una estantería a este tipo de libros. Sabéis lo aficionada que soy a darles una oportunidad a los libros más variados, con la esperanza de encontrar alguno que me arranque una sonrisa. Esta vez me contuve y solo cogí tres, de los que no tenía ninguna referencia. Dos de ellos no estaban mal, pero no estaban consiguiendo hacerme reír, por lo que los abandoné a medias. Así que, como podéis imaginar, no tenía muchas expectativas con esta lectura. Y la verdad es que me he llevado una grata sorpresa

Nº de páginas: 408 págs.
Editorial: ALFAGUARA
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788420402086
Año edición: 2005
Plaza de edición: MADRID

Sinopsis:
Pel Dalton no sabe de ordenadores, trabaja como supervisor del equipo informático de una biblioteca universitaria, y es feliz cuando puede pasarse horas jugando con el mando a distancia del coche. Su vida sería perfecta si no fuera porque tiene una novia alemana atractiva e inteligente, trabajadora, buena madre, eficiente, muy eficiente...
Las desternillantes discusiones y las aventuras del protagonista dan como resultado una novela cargada de humor que sólo puede dejar indiferentes a aquellos que se atrevan a decir que nunca, nunca han discutido con su pareja.

Opinión:
Impresión: Tronchante

¡Cuánto hace que no me río tanto! Mirad que El dios asesinado en el servicio de caballeros fue un libro divertido, pero este lo supera. ¡Lo que me ha gustado este libro! Su humor está al nivel de David Safier y eso ya es decir. Me ha atrapado desde la primera página y conseguido que mantuviera mi sonrisa durante toda la lectura. ¡Es más! En numerosas ocasiones me he reído a carcajadas, sin importarme quién estuviera mirando.

Si buscas un libro divertido, ¡este es tu libro! Sin ningún tipo de dudas. Es un libro que intenta hacer reír y lo consigue. Además, es un libro con el que te puedes identificar sin ningún problema, porque todos los personajes son muy reales. Ninguno de los personajes está idealizado y todos son muy cercanos. Es cierto que tampoco no están tratados con gran profundidad, pero es porque todos se nos presentan bajo el filtro del punto de vista de Pel, el protagonista.

Pel es un personaje fantástico. Diría que es el estereotipo de hombre inglés y es así, excepto en el hecho de que no le gusta el fútbol. Pero sí, es vago hasta la saciedad, no expresa sus emociones, no entiende de ordenadores (aunque es técnico informático), un gran sentido del humor y una capacidad de improvisación para salir de cualquier situación propia del mejor actor.


Además, no solo eso, Pel se enfrenta a situaciones muy cotidianas, por las que pasamos todos. El autor hace un gran retrato de la sociedad, fijándose en los más pequeños detalles. En especial, me ha gustado ver ese afán que tiene todo el mundo por no hacer las cosas como toca. Pel miente, al fingir que entiende de informática, pero no es el único que engaña en la novela y el resto de personajes lo hacen a mayor escala y también para su propio beneficio. Como ya he dicho, de personajes idealizados no hay ni uno, ni siquiera Ursula, la mujer de Pel.

Ursula (sí, sin acento, es algo que me costó un poco aceptar) es un personaje muy peculiar. No la conocemos más que así como nos la presenta Pel: el estereotipo de mujer alemana. Ursula es guapa, lista, cuadriculada, exigente, fría, vengativa, mandona,...Sus discusiones con Pel han sido muy divertidas y su relación...poco romántica.

Mirad qué descripción tan poco corriente...
Sí, la verdad es que sobre esa relación tenía mis dudas. Durante la mayor parte del libro no he logrado entender por qué Pel y Ursula estaban juntos: no tenían nada en común y siempre estaban peleándose. Aunque claro, como la historia está contada desde la óptica de Pel...Además, al final demuestran que se quieren.
Nunca había leído un diálogo (es de dos personas) en el que los personajes hablaran a la vez
De esta novela he de destacar que en cierto modo, hay cosas que me han recordado a los monólogos de El Club de la comedia. Ha sido un poco como cuando José Mota de los sketchs (ni idea de cómo se escribe) hace una película. Había veces en las que Pel se marcaba un monólogo interior gracioso sobre algo concreto. Por ejemplo, en determinado momento de la historia, tiene que poner en venta su casa y eso le lleva a hablar sobre su opinión de los agentes inmobiliarios durante una página o dos. Que a ver, no es aburrido, porque me reía un montón, solo que por eso, el libro ha sido como si un monologuista de El club de la comedia nos hablara de su día a día las 24 horas.


Y esto me lleva a una de las pegas del libro: no hay trama. A ver, que sí, que Pel se mete en un par de líos, pero en general el libro nos narra su día a día, con humor, sí, pero su día a día. Así que no hay momento de emoción, ni de tensión, ni de acción. Así que, en el fondo, el libro no engancha ni es adictivo. Al contrario, es un libro que se disfruta más leyendo a ratos, porque sino llega un momento en que tienes sobredosis y te cansas.

Mi mayor miedo era el final: al no haber una gran trama no tenía ni idea de cómo iba a terminar. En general ha sido un final aceptable, quizás un poco precipitado, pero sin duda acorde con la novela, un final propia de una novela de comedia absurda.

En conclusión, un libro muy divertido, con el que te ríes a carcajadas y con el que enseguida te sentirás identificado, pues tanto los personajes como las situaciones son muy cotidianas. Eso sí, no hay ningún tipo de trama, es simplemente el día a día, contado con mucho humor, de un protagonista muy divertido.

Nota: No he encontrado ninguno otra reseña del libro, únicamente comentarios de diversas personas sobre este libro en un Bookcrossing. A la mayoría les ha gustado, pero no les ha terminado de llegar porque encuentran el protagonista insufrible. También puede ser que yo tenga un humor muy particular, pero no sé, creo que deberíais darle una oportunidad.

Avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...4/5!

Fragmento inicial:

"—¿Dónde demonios están las llaves del coche?
Ya llego tarde. Hace diez minutos tenía tiempo de sobra. De hecho, deambulaba por un limbo de tiempo libre, dedicado a una serie de actividades absurdamente triviales e insatisfactorias, luchando con un esfuerzo ocioso por quemar etapas de tiempo de sobra. Los niños, que habían notado enseguida que estaba condenado a vagar por el mundo sin razón ni descanso, se habían enganchado cada uno a una de mis piernas. Paseaba por la casa como si llevara botas magnéticas mientras ellos se partían de risa al tiempo que se disparaban el uno al otro con los dedos y hacían ruidos con sus bocas chorreantes, protegidos tras rodillas opuestas.
Sin embargo ahora estoy furioso porque llego tarde. La culpa de esto la tienen exclusivamente las llaves del coche y, por tanto, su superior inmediato: mi chica, Ursula.
—¿Dónde... dónde demonios... están las llaves del coche? —grito escaleras abajo. Otra vez.
La sensatez ha desaparecido hace rato. He buscado en sitios donde sé que no hay la menor posibilidad de que se hayan escondido las llaves. Y luego he vuelto a buscar en esos mismos sitios. Ya sabéis, por si acaso sufría ceguera histérica transitoria la primera vez que he mirado. Luego he bajado la mirada jadeando de agotamiento, he rogado a los niños que se apeen de mis piernas y he buscado una tercera vez. En la escala de la frustración colérica, estoy a un solo paso de continuar la búsqueda de la única manera posible, que consiste en rasgar las fundas de los cojines, arrancar la tarima del suelo y abrir con una piqueta la pared de pladur del desván.
Hago un descenso casi suicida de las escaleras hasta la cocina, donde Ursula se está preparando una taza de café, inmersa en su propia burbuja de indiferencia protectora, serena y sin retrasos.
—¿Y bien? —estoy tan tenso que las palabras salen de mi cabeza a borbotones.
—¿Y bien qué?
—¿Cómo que y bien qué? Acabo de preguntártelo dos veces.
—No te he oído, Pel. Tenía puesta la radio —Ursula señala con un gesto de cabeza el pequeño transistor que hay sobre la balda. Y que está apagado.
—¿Cómo que puesta? ¿Puesta de qué? ¿Dónde están las puñeteras llaves del coche?
—Donde están siempre.
—Te voy a matar.
—Me imagino que no será —Ursula revuelve la leche de su café con gestos teatrales— con gases de combustión.
—¡Arrrrgggh! —y lo repito para dar énfasis a mi intención—. ¡Arrrrgggh!
Así de desquiciado retomo el debate moderado.
—Bueno, pues resulta obvio que no se me ha ocurrido mirar donde están siempre. Dios Santo, ¡qué banal sería por mi parte mirar precisamente allí! Sin embargo, preciosa mía, sólo para que podamos compartir una sonrisa ante la chusca y prosaica obviedad de todo esto, dime, ¿DÓNDE ESTÁN LAS LLAVES DEL COCHE? ¿SIEMPRE?
—Están en la entrada. En la estantería, detrás de la lámpara de lava.
—Y allí es donde están siempre, ¿verdad? ¿No ves ninguna contradicción en que el lugar donde siempre están sea un sitio en el que no han estado nunca hasta esta mañana?
—Es donde yo las pongo todos los días.
Engancho las llaves y me lanzo hacia la puerta, poniéndome la chaqueta por el camino; levantando un brazo por el aire y sacudiendo la mano para abrirse camino por la manga, como un estudiante de preparatoria que sabe la respuesta.
—Eso es una mentira cochina y descarada.
Mientras mi brazo libre cierra la puerta a mis espaldas, Ursula grita por encima de la taza de café:
—Compra pan... nos hemos quedado sin pan."

7 comentarios:

  1. ¡Hola, Laura! Ummm... creo que ya conoces mi dificultad para "troncharme de risa" con un libro, así que yo nunca espero eso de una lectura.
    Aunque veo positivo que los personajes no estén idealizados, eso de que no se profundice en ellos me tira para atrás, ya que eso hacer que no pueda conectar con la historia y luego me parezca entretenida sin más.
    Técnico informático que no entiende de ordenadores... eso sí que despierta mi curiosidad xD
    No me he reído con los extractos que pones... mal vamos... aunque me diré a mí misma que es porque los estoy leyendo fuera de contexto.
    No hay trama... no me veo capaz para soportar eso ahora.
    No te voy a engañar, no me lanzaré a por él. En mi casa tengo uno de humor pendiente y a ese le daré una oportunidad, pero es que los libros de este estilo creo que no son lo mío.
    ¡Saludos y me alegro que tú te lo hayas pasado tan bien en esta lectura! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabía desde el principio que no te iba a convencer...Tengo mucha curiosidad por descubrir (y creo que tú también) qué tipo de libro de humor te va...¿Alguna película con la que te hayas reído mucho?
      Y sí, es un libro en el que la trama no tiene verdadera importancia, solo la esencia del personaje. Y si no te han hecho gracia estos fragmentos, no lo intentes, porque sigue en este mismo tono todo el libro.

      Un saludo de,
      una Laura de risa fácil.

      Eliminar
    2. ¡Hola, Laura de risa fácil! Con las películas no tengo tanto problema, me he reído con "Resacón en Las Vegas" (la 1º), "Una navidad de locos", "Vuelve el padre de la novia", "Cuestión de pelotas (Mr. Woodcock)"... y varias más. Pero si viera eso en un libro, tal vez no me haría gracia. Es como el terror, nunca he sentido miedo con un libro, pero me pones ciertas pelis y casi que me escondo debajo de la manta xD
      Si encuentro algún libro con el que me ría de verdad, te lo digo y a partir de ese me haces recomendaciones jajaj.
      ¡Saludos y gracias por tu intento de encontrarme el libro de humor perfecto! ;-)

      Eliminar
  2. Puede que sea un buen libro para desconectar de otras lecturas. De todas formas hay que tener en cuenta que estos libros muchas veces refleja el humor de los países donde están escritos y ese no siempre casa con el nuestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el autor es de inglaterra, pero no sé, a mí me pareció muy gracioso...

      Eliminar
  3. ¡Hola, Laura! ^^

    No, no es una alucinación. Por fin me paso por aquí. Lo sé, lo sé. He pecado, pero, eh, al menos estoy cumpliendo en mi propósito de publicar todas las semanas (obviemos los días en los que me vuelvo loca buscando 5 minutillos para poder hacerlo xD). Así que sí, como siempre llego tarde. Pero llego :D (Y si ahora me dice que eso no cuenta, se me parte la patata xD).
    Me has convencido, Laura. Quiero leer el libro. Es demasiado genial el principio jajajajajajaja Como siempre, tu reseña me ha arrancado más de una sonrisa. No es por regalarte los oídos - ya sabes que no haría eso nunca si no fuera estrictamente necesario ;D -, pero me pareces muy divertida ^^
    Debo reconocer que, por lo que cuentas a lo largo de la reseña, no concibo cómo 2 personas tan diferentes pueden quererse; ¡y hacerlo en serio! Podría entender que se trata de una convivencia por conveniencia o, siendo aún más sencillo, una mera forma de estar cómodos con vidas que realmente no les llenan. ¿Pero que se quieran? Eso sí que no me cabe en la cabeza. Divagaciones a parte, me parece el colmo del surrealismo que no tenga ni la más remota idea de cómo funcionan los aparatos electrónicos y trabaje de técnico. Vamos, es como cuando llamas a tu compañía a que te solucionen un problema nimio y te patrocinan 600 atrocidades. Sí, sí, ese momento en el que acabas cagándote en todo mientras les llamas por teléfono y les dices que tu router se ha vuelto loco y le ha dado por hacer tostadas; porque el wi-fi, si funciona, será en otra casa. Hum. Vale. Se me ha ido mucho. Obviamos esto xD
    Me mola el rollo del monólogo interior al más puro estilo "El Club de la Comedia". Sí, sí, lo has venido bien, Laura. Me lo apunto :)
    Sobra decir que me ha gustado mucho la reseña ;D
    ¡Un besazo muy grande y feliz domingo! ^^

    PD: El diálogo de besugos es genial xDDD

    ResponderEliminar
  4. He tenido que actualizar la página dos veces porque no me creía que fuera verdad que te pasaras por aquí a comentar. Mi hipótesis es que eres un suplantador de identidad que le has robado la cuenta a Carme. Y lo estás haciendo muy mal, porque ella no comenta, está demasiado ocupada. Así que la avisaré para que cambie su contraseña, quedas avisado ¬¬
    Por otra parte, has leído la entrada, así que te contestaré :)
    Wiiiii, ¡te he convencido! Es que el libro es la monda, si te han gustado los fragmentos y no eres una aguafiestas como Omaira (con cariño) seguro que te gusta. Es que es genial. Lo difícil va a ser que lo consigas, como ya he dicho, extrañamente no he visto ninguna reseña, todo muy misterioso.
    Sí, es difícil ver como dos personas así pueden quererse, yo sostengo la hipótesis de que, aunque se quieren, como la historia está contada desde el punto de vista del protagonista, este sólo nos cuenta lo que le interesa, y el amor entre ellos dos no lo cuenta (excepto una mini-escena al final).
    Jaja, sobre lo de ser técnico...no creas, no es tan surrealista. Vale, que sí, que está exagerado para que sea divertido, pero veo a la gente que se va a graduar de mi carrera, y ni de broma tienen los conocimientos que se supone que tienen que tener ¬¬ (o véase tu técnico que se desvía del tema para no demostrar que no tiene ni idea y que luego te pasa con un compañero)

    Un beso,
    Laura.

    PD: Sublime ;)

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney