domingo, 17 de diciembre de 2017

Cantar de Mio Cid, de Anónimo/ Francisco A. Marcos Marín/ Ian Michael

Leer este libro era la ilusión de mi vida (no).

Como os podéis imaginar, la lectura de este libro ha sido incentivada por una asignatura que hago este curso, Literatura Española Medieval. He de decir que, pese a lo que podáis pensar, en un principio me hacía ilusión tener una excusa para leerlo.

Hace muchos años, cuando estudié este tema en el colegio, se incluían varios fragmentos de esta obra, y la verdad es que sonaba todo muy épico y la rima era fantástica. Así que no lo empecé de morros. ¿Problema? Que la profesora nos dijo que lo leyéramos en castellano antiguo.

La parte positiva era que yo ya tenía el libro por casa. La parte negativa era que mi edición no tenía ni una nota a pie de página. NI UNA. Y claro, estaba yo toda traumatizada porque no me enteraba de la misa la mitad. Y me quejé a la profesora y esta me dijo "¿y por qué no usas una de las ediciones que he recomendado?" (Pues porque es la edición que tenía por casa y no te quiero dar comisión ¬¬)

En fin, ante este problema, decidí consultar la biblioteca, en la que encontré unas diez ediciones diferentes, pero yo escogí dos, una con el texto modernizado y otra en versión original. Podría contaros los pros y contras de las diferentes ediciones que encontré, pero me limitaré a hablaros de las dos que elegí.


a) Poema de Mio Cid, de Ian Michael: En esta edición el texto solo está en castellano antiguo. Se lee bastante bien (dentro de lo que cabe), la ortografía no está modernizada, pero es bastante regular, aunque en general creo que debe ser un fiel reflejo del manuscrito original, donde a veces había confusiones. Hay muchas notas a pie de página con una información muy completa, quizás si simplemente queréis leer el libro, la información sea DEMASIADO completa. Básicamente, yo lo usaba para las palabras que no comprendía y el resto de la información pues me la pasé un poco por el forro, porque eran cosas ortográficas o geográficas. Eso sí, las notas a pie de página estaban numeradas por verso, pero los versos estaban numerados de cinco en cinco, por lo que tenía que pararme a contar qué verso era el que no conocía la palabra y fue algo molesto.

b) Cantar de Mio Cid, de Francisco A. Marcos Marín: En esta edición el texto estaba en castellano antiguo en una página y en la contigua el equivalente en versión modernizada. La parte en castellano antiguo no me gustaba como estaba, muchas cursivas para las palabras mal escritas, guiones raros y no estaba la marca de cesura. Además, las notas al pie eran sobre todo ortográficas, por lo que no me servía. Pero la parte en castellano moderno estaba bastante bien. Puede que al autor se le fuera un poco la mano, porque en general bastaba con escribir bien las palabras para que se entendiera, pero vaya, es una versión muy fiel al original.

¿Y cuál ha sido mi impresión general de esta lectura?

La lectura de Cantar de Mio Cid en castellano antiguo ha sido difícil. Me costaba engancharme porque de diez veces nueve tenía que pararme a buscar el significado de una palabra. Pero en general todo se entendía bien y se podía seguir el hilo de la narración. En cuanto a la versión modernizada, se lee perfectamente y te permite rellenar un montón de huecos y captar los matices. Eso sí, la versión original no tiene ese toque épico y no hay rima, por lo que el texto en ese sentido pierde. Personalmente, sin darme cuenta, mientras leía la versión modernizada, automáticamente cambiaba las palabras finales por las de la versión original, porque sonaba mejor.

En cuanto al contenido de la historia, bueno, como mínimo hay acción, algo que siempre me quejo que falta en los clásicos. Sin duda, en ese aspecto no me he aburrido, pues hay acción constante y las descripciones son pocas. También es verdad que la trama no es gran cosa, pero vaya, no puedo pedir más. En ese aspecto, esperaba algo más impresionante, quizás algún giro inesperado o cosas repentinas, pero no, todo es bastante previsible, y siempre se allana el terreno, avisándote de lo que vendrá.

 En cuanto a la forma, no hay regularidad métrica y la rima es asonante (os hablo de la versión original) e incluso al rima asonante a veces falla. Pero aún así, me ha gustado que todo sonara muy épico y que en general todo fuera muy visual, me podía imaginar las situaciones a la perfección. Además, no hay fragmentos complejos y poéticos con mil metáforas y tal, sino que en general va al grano sin dejar de sonar bien.


Lo que me ha sorprendido es la longitud del texto, unos 3700 versos, y que con un texto tan largo se consiga que todo sea coherente y se mantenga un hilo narrativo tan bueno.  No sé, no me puedo imaginar aprenderme todos esos versos de memoria y ganarme la vida recitándolos, me parece increíble la memoria de los juglares de aquella época, los cuáles ni siquiera tenían el texto escrito para estudiárselo. Es cierto que hay un par de detalles que no terminan de pulirse (¿Al final el Cid paga a los judíos o no? No se sabe), pero vaya, en una narración oral no se percibiría en absoluto.

Como queja, diré que hay dos cosas importantes para el argumento que no me han terminado de cuadrar y como no pienso decírselo a la profesora, si alguien de vosotros quiere debatirlo en los comentarios, soy toda orejas. 1) ¿Por qué los moros, después de que el Cid conquiste sus ciudades, alaban tanto al Cid? Y no, no es sarcasmo. 2) No entiendo el plan de los Infantes para deshonrar al Cid, no entiendo que pretendían ganar con lo que hacen. ¿Cómo esperaban librarse del castigo? #NonSense Esperaba que tuvieran un as en la manga y no.

En cuanto a los personajes, bueno, a parte del Cid no están muy caracterizados (y del Cid no sabemos ni su aspecto), pero vaya él como personaje se nos presenta como una persona que quiere a su familia y a su rey, religiosa y valiente, combativa y generosa (aunque luego asesina a moros a tuerto y derecho, pero es el prota, ok, se lo perdonamos) y es bastante humano (pese a tener la fuerza y habilidad de hércules, pero ok) en cuanto a sentimientos, pues incluso llora, algo que no hacen los protagonistas masculinos actuales.

En fin, poco más me queda por decir. ¿Os lo recomiendo? Bueno...Puedo decir que no es una lectura tan terrible como pensaba, tiene acción y se lee con facilidad, además de tener una trama aceptable y sonar muy épico en muchas ocasiones. Eso sí, si no queréis morir en el intento, es mejor la versión modernizada.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Os hicieron leer este libro en el colegio/universidad? ¿Qué versión? ¿Os atreveríais a leerlo?

Primeras Líneas...(os dejo con las dos versiones)



15 comentarios:

  1. Pues a mí me lo han mandado a leer cuando estaba en tercero de bachillerato (aquí en Colombia son seis años) y la verdad es que no he pescado ni una. Fue el único libro al que le busqué reseña en internet para hacer el ensayo que siempre nos asignaba la profesora de Lengua luego de la lectura. Eso fue en el 2010 pero es la hora y aún me intimida un pelín este libro jajajaja.

    Gracias por tu reseña! Saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mary Blue, bienvenida por aquí. Entiendo perfectamente lo que hiciste, es que en versión antigua es muy complejo... :/

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Pues, de cierto modo me llama la atención, sí me atrevería a leerlo, además de que me quedaría con una sonrisa de oreja a oreja si alguna vez lo piden en clase y puedo decir que ya me lo leí y soy más inteligente que cualquiera de mis compañeros (hablando de verdad 50%). Muy buena reseña, como siempre :)
    Un saludo ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Una valiente! ¡Así se habla! Idò, mucha suerte con tal hazaña. Y sí, sin duda en clase quedarías genial, además, es un libro del que seguro que hablaréis. ¿Con cuál de las dos versiones te atreverías?

      Un saludo admirado,
      Laura.

      Eliminar
    2. Me leería los dos, el antiguo porque ese es el que me llamó la atención desde un principio, y porque me gustan las cosas antiguas, y el moderno para no quedarme como un signo de interrogación al terminar el primero, aunque traiga las notas a pie de página, y porque me entró la curiosidad de saber cuán grande es la diferencia.

      Un saludo de admiración para ti igual ❤

      Eliminar
    3. Idò, mucha suerte con la lectura, puede incluso que ni te haga falta el modernizado, yo lo entendí todo con el antiguo, solo leí el otro para rellenar huecos.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  3. Hola.

    Pues te voy a ser sincera y creo que no me atrevería, me pondría muy nerviosa con el castellano antiguo y con la notas a pie de página, te admiro por ello. No se tampoco si me leería la versión en castellano moderno porque no me llama especialmente este libro, pero me encanta la historia de España, así que quién sabe, nunca digas nunca.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, me ha costado un montón y aún he terminado dando las gracias por las notas al pie :/
      Entonces, si te gusta la historia de España, no termino de verlo para ti, ni la versión modernizada, porque "se basa en hechos reales" y los personajes y sus gestas existieron pero es más ficción que histórico.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  4. ¡Hola, Laura! ^^

    Lo sé, lo sé, no te esperabas que volviera a pasarme por aquí tan rápido. Es que estaba yo pensando que luego me siento mal, porque tengo pendientes como mil millones de entradas y... pues eso, que he decidido echar un vistacillo a ver qué más había :) ¡Y con vaya joya me encuentro! Como te dije a medida que lo ibas leyendo, me alegro de que al final pudieras terminarlo. Ya sabes que yo no me he decantado por estudiar literatura, pero en su momento me gustaba mucho :) Sí, hablo de la época del instituto, cuando la clase de castellano me parecía la leche xD Pero vamos, que obviamente no tiene nada que ver con lo que estudias tú ahora.
    El castellano antiguo... uf. Duro, supongo. Eso sí, eres una campeona. ¡Has conseguido leerlo entero! *súper-mega-aplauso* La historia... bueno, sé lo básico. Sí que es verdad que lo que hacen los infantes de Carrión tiene muchos cojones. Vale, rectifico. Muchas narices. Hum. Me gustaba más antes. Da igual, a lo que voy. Una locura, más que nada porque era más que evidente que iba a haber una venganza terrible. Y vaya, si la hubo. Así que no sé contestar a tu pregunta. Supongo que les pudo la rabia, pero a vete tú a saber. La otra pregunta que planteas... puf, ahí sí que no sé qué decir.
    Siento que el libro fuera tan tedioso. ¡Una locura de versos! ¡Bendita la mente que tenían esas personitas! Una hazaña sólo igualable por Kvothe. (¿Ves? Todavía me acuerdo de él ^^ jajajajajajaja).
    Una reseña muy detallada, Laura, como siempre ^^
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz lunes, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carme! Idò, tu presencia por aquí siempre se agradece. Yo también lo estudié, pero no me acordaba de nada. Vaya, vaya, ¿y cómo es que no estudiaste filología?
      Ñañañaña, no ha habido para tanto. Si vieras el Libro del buen amor...
      Gracias por intentar responder mis preguntas, peo lo de que les pudo la rabia no me convence porque no fue un impulso, lo tenían planeado...
      Y tanto, memorizar todo esto es increíble...¡y no lo tenían escrito para memorizarlo en papel! Muy fliping.

      Un beso,
      Laura.

      PD: Ya, ya, te acuerdas de Kvothe, pues a ver si lo lees¬¬

      Eliminar
  5. Chica, me encanta cuando traes este tipo de libros que he disfrutado tantísimo y que apenas se ven. Por algo soy fan tuya, es imposible no serlo. Menuda maleta lectora que te estás haciendo
    Bravo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (Laura se sonroja) ¡Gracias! Pues sí, procuro variar un poco y de tanto en tanto leer algún clásico, no vaya a quedarme encasillada en un solo género :P

      Eliminar
  6. ¡Hola, Lau!

    Debo admitir que yo hice trampa cuando me mandaron a leer este libro en la escuela, mi primo lo había leído por puro placer y terminó haciéndome una pequeña reseña sobre él y fue la que entregué para clases.

    Me alegra que te hayas animado a leerlo y no hayas desistido, yo en lo personal no me atrevería a leerlo, no en estos momentos, no seria honesta conmigo al arriesgarme con una lectura que personalmente no me interesa. Obviamente eso no significa que no vaya a hacerlo nunca, quizá dentro de unos años me animé.

    Por otro lado, muy buenas tus comparaciones con las dos versiones, yo en lo personal pienso que cuando se trata de clásicos que han sido modernizados lo correcto, si es tu primera vez con ese libro, es comenzar con la versión moderna y si te ha gustado lo suficiente irte con la versión original. Es lo que yo haría.

    En fin, muy buena reseña.

    ¡Abrazos, nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda pero qué pillina...xD Y qué curioso lo de tu primo :O
      Jaja, tranquila, entiendo que no te animes, lo de Jeanny creo que va a ser un caso excepcional, no te voy a obligar :P

      También es un buen consejo lo de leer la versión modernizada primero, pero claro, es que luego et daría demasiada pereza leer la original, yo si lo hubiera hecho así te prometo que no hubiera leído la original xD

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  7. ¡Hola, Laura! Creo que sobra decir que éste es de esos libros que no pienso leer y que no me hubieras podido convencer de cambiar de opinión ni diciéndome que era la 8º maravilla del mundo (lo sé, no debería ser tan tajante, pero es así). Y viendo cómo te fue la lectura, más me reafirmo en mi decisión.
    Laura... ni comisión ni nada, yo hubiera escogido sin dudar una versión con notas al pie de página o con cualquier ayuda posible xD
    Sinceramente, pensaba que te ibas a quejar más en la reseña, pero siento que la lectura ha sido pasable a pesar de sus múltiples hándicaps.
    Pero no, yo no lo leería a menos que me obligaran, ni éste ni ningún otro libro en castellano antiguo.
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney